Las imágenes del descontrol a 400 metros del estadio Néstor Díaz Pérez

"¡Hay chicos!", gritó uno de los hinchas que intentaba llegar al estadio de Lanús, mientras los caballos se acercaban amenazantes a los fanáticos de River que buscaban pasar el último cacheo, a 400 metros de los accesos. Luego de que se frustrara la batalla entre dos facciones de los Borrachos del Tablón en la previa del encuentro, el ingreso de los Millonarios fue un verdadero desorden. Y los que se acercaron al Néstor Díaz Pérez sufrieron agresiones por parte de la Policía Bonaerense.

Los uniformados dejaron pasar a cuentagotas a los hinchas con entradas y, ante los reclamos y empujones, comenzaron a golpearlos con los escudos y los palos. Incluso, les tiraron los caballos encima, lo que generó corridas.

Las imágenes de TV mostraron, por ejemplo, a un papá con su hijo llorando en los hombros ante la situación violenta que debió atravesar.

El momento en el que los caballos arremetieron contra los fanáticos
El momento en el que los caballos arremetieron contra los fanáticos

Los hinchas que se aventuraron hasta Lanús para observar el encuentro ante Godoy Cruz, por los octavos de final de la Copa Argentina, advirtieron que el clima había quedado enrarecido luego de que las dos facciones de la barra de River buscaron enfrentarse en el Sur: el saldo del choque trunco fue de más de 50 detenidos y armas de distinto calibre y municiones decomisadas. El número de demorados ascendió a más de 100 tras los incidentes.

Así y todo, la vieja barra de River logró parte de su cometido: parte de sus componentes lograron entrar al estadio y enarbolaron la bandera con el mensaje "Nosotros somos la historia", buscando hacer visible la señal de que pujarán por quedarse con el control de la tribuna.

La bandera en cuestión, que a pesar de las detenciones llegó a la popular
La bandera en cuestión, que a pesar de las detenciones llegó a la popular

Mientras tanto, el hincha común fue el que padeció el descontrol.

SEGUÍ LEYENDO: