Angelici y D'Onofrio llegaron y se fueron de la reunión en sendos taxis, que tienen en su puerta una banda roja similar a la que lleva la casaca de River

Tras 9 horas de audiencia, culminó la primera jornada del TAS entre River y Boca en Madrid con la presencia de los dos presidentes, Rodolfo D'Onofrio y Daniel Angelici, quienes dieron su testimonio y profundizaron sus posturas ante el Tribunal: el reclamo xeneize por la Copa y la defensa millonaria. El primero en declarar fue el presidente de Boca. A su vez prestaron su declaración vía videoconferencia desde Argentina algunos de los jugadores que acusaron agresiones aquel 24 de noviembre.

Todo transcurrió sobre una mesa rectangular, con el jurado en una punta y con River y Boca frente a frente. Rodolfo D'Onofrio y Daniel Angelici, los abogados habituales de cada uno y también los contratados. Cerca de 25 personas en total por este reclamo que sigue, que no termina y que hace que la Copa Libertadores 2018 se siga jugando aquí en Madrid.

La audiencia comenzó pasadas las 8 de la mañana con los primeros movimientos, los árbitros del TAS y muchos abogados y abogadas que llegaron a saludarse amistosamente en la puerta. A ellos se sumaron personal de asuntos legales de Conmebol, que también quiere saber qué se dice, qué se declara y que también participó activamente.

El presidente de River se retira tras la primera audiencia llevada a cabo en el edificio de La Liga en Madrid (Foto: Facundo Pechervsky)
El presidente de River se retira tras la primera audiencia llevada a cabo en el edificio de La Liga en Madrid (Foto: Facundo Pechervsky)

El presidente de River fue el primero de los protagonistas principales en llegar y también el último en irse. Con un rostro sonriente y mirando a la cámara de Infobae se marchó sin hacer declaraciones, acompañado por Ignacio Villarroel, secretario del club (antes asesor legal), y Gonzalo Mayo, actual representante jurídico de River Plate. D'Onofrio además nunca dejó trascender en donde se aloja, una postura que también tomó su par, Daniel Angelici.

Al mandamás de Boca también se lo pudo ver. Llegó a las 9.15 en un taxi que como todos los de Madrid, son blancos con una banda roja cruzada sobre la puerta delantera del acompañante, precisamente en donde estaba ubicado.

Angelici a su vez fue el primero en salir. Tras tres horas, se retiró del edificio de La Liga con la misma cara seria con la que ingresó, sin hablar ante los pocos periodistas que cubrieron la larga jornada. Según una fuente de Conmebol, el presidente xeneize fue el primer testigo que dio su parecer en el caso.

Una de las partes implicadas en la audiencia confirmó que entre los testimonios recogidos por los jueces del TAS, dieron su palabra algunos jugadores que fueron protagonistas de aquella final fallida del 24 de noviembre último. Las declaraciones fueron tomadas vía videoconferencia y se reprodujeron en pantallas instaladas en un amplio salón

Alrededor de 25 personas estuvieron en la audiencia del TAS, además de las dos comitivas con presidente y abogados, hubo personal de asuntos legales de Conmebol (Foto: Facundo Pechervsky)
Alrededor de 25 personas estuvieron en la audiencia del TAS, además de las dos comitivas con presidente y abogados, hubo personal de asuntos legales de Conmebol (Foto: Facundo Pechervsky)

La reunión transcurrió en el séptimo piso del flamante edificio de La Liga con vistas a un polo empresarial de Madrid y a dos de las autopistas más transitadas de la capital, la M-30 y la A2 que conecta con Barcelona. En esa misma planta se encuentra la oficina de su presidente, Javier Tebas.

A las 13.30 se dio un descanso a todas las partes para que pudieran almorzar. Como había un catering a disposición, muchos se quedaron. Otros como el abogado de Boca, Mariano Clariá, decidieron retirarse.

La espera en la vereda fue larga para la poca prensa que cubrió el evento. En total cuatro medios argentinos y dos agencias de noticias internacionales. Hacia ellos se dirigió muy temprano un encargado de comunicación de La Liga, que aclaró que la entidad no tenía nada que ver con esta audiencia y que no emitiría ningún tipo de comunicado. Con cordialidad dejó unas botellas de agua para ayudar a soportar los 35 grados de la jornada y pidió que nadie se acercara a la puerta principal.

Mañana se dará la última audiencia en Madrid en la que continuarán los alegatos de todas las partes, Boca, River y Conmebol con posible interacción entre ellas como sucedió en buenos términos durante hoy. Lo más importante es que el TAS no dará un fallo definitivo hasta septiembre u octubre.

SEGUÍ LEYENDO: