El rostro de Sebastián Acosta luego de la agresión que sufrió en Avellaneda
El rostro de Sebastián Acosta luego de la agresión que sufrió en Avellaneda

Un fiscal actuó de oficio y abrió una causa por lesiones graves contra tres personas acusadas de golpear ferozmente a un periodista partidario de Racing a la salida de su programa de radio.

José Hernández, representante de la UFI número 1 de Avellaneda, le tomó declaración por escrito a Sebastián Acosta debido a que no puede hablar por la fractura de mandíbula que sufrió por los golpes recibidos.

En ese sentido, la única testigo es una joven, que sería la pareja del periodista y que presenció el hecho ocurrido el pasado lunes por la tarde en Avellaneda. Hernández busca constatar si existen cámaras de seguridad en la radio, ubicada en Marconi al 600, con el fin de identificar a los autores del hecho.

Como lo explicó Gustavo Grabia en Infobae, Acosta en su momento fue miembro de una facción disidente de la barra de Racing (los Racing Stones) y fue atacado por tres miembros de la Guardia Imperial, conocida como la agrupación oficial. Por lo tanto, los investigadores no descartan que el hecho esté vinculado a una interna entre las partes.

Apodado el "Chino", el periodista de 44 años fue atacado sin advertencia alguna cuando se disponía a subir a su moto, a la salida de Radio Cítrica, donde conduce desde hace varios años el programa "Racing XXII".

A raíz de la brutal agresión recibida, se encuentra internado en el Sanatorio de la Trinidad, donde lo operarán a raíz de las lesiones sufridas en rostro y la mandíbula.

Este no es el primer episodio de violencia que sufre Acosta: en el 2000 fue baleado en la pelvis cuando llegaba a su casa y el hecho fue adjudicado a sus publicaciones en una revista partidaria.

En aquel entonces, declaró que "esperaba" que le ocurriera un episodio de violencia "ya que había recibido amenazas" y consideró que "a veces uno queda muy solo por defender a Racing".

Seguí leyendo