La palabra de Jorge D'Alessandro en "El Chiringuito": el ex arquero terminó emocionado

La selección argentina atravesó con turbulencias la última fecha FIFA antes de la Copa América. Con el regreso de Lionel Messi tras ocho meses de ausencia luego de la decepción en el Mundial de Rusia, el combinado nacional cayó sin atenuantes 3-1 ante Venezuela. Y luego venció ajustadamente 1-0 a Marruecos, en un partido en el que el rendimiento del equipo volvió a ser pobre. Lo ofrecido en el campo de juego por la Albiceleste provocó que brotaran las críticas hacia Lionel Scaloni, el entrenador, y sobre la Asociación del Fútbol Argentino.

Pues bien, en el programa El Chiringuito, un clásico de la TV española, el debate estaba centrado en la actualidad del seleccionado, que supo ser dos veces campeón del mundo (en 1978 y 1986), pero que hoy no logra recuperar su identidad. Y Jorge D'Alessandro tomó la palabra para desarrollar un duro editorial sobre la realidad del representativo nacional y el rol de Lionel Messi.

"Al fútbol argentino le pasa como aquel que ha sido rico y de golpe y porrazo, y por un golpe de azar, le toca ser pobre. Y solamente tiene las grandes cortinas de brocato en el salón, las fotos de los antepasados que están casi marrones, y tiene aquellos marcos que los ha cambiado, porque los ha hipotecado; de plata, y ahora los tiene de alpaca. Y los tiene que estar frotando para que brillen", prologó su opinión el ex arquero de San Lorenzo y de Salamanca, que luego se destacó como entrenador en España (condujo al Atlético Madrid, Betis y Rayo Vallecano, entre otros clubes) y hoy es un respetado comentarista.

"Con eso queremos invitar a todo el mundo para hacer las grandes fiestas. Que no. Que no, que ya pasó. Argentina tiene que hacer un examen de constricción en el fútbol. Y reconocer que su fútbol está en crisis. El fútbol argentino tiene muchas telarañas por las esquinas y hay que empezar a quitarlas. Ese es el problema, recobremos el fútbol de los barrios, que aparezca el fútbol rosarino, el fútbol de las canteras, y Argentina va a recuperar su identidad. ¿Sin Messi? Sin Messi. Ya surgirá una nueva figura porque hemos tenido a Di Stéfano, hemos tenido a Maradona, hemos tenido a Kempes. Y ahora a Messi. ¿No supimos aprovechar a Messi? Que se vaya. Que no juegue más. Pero realmente, señores, hay que barrer la casa. Ya no somos ricos. Que somos pobres. Ese va a ser el auténtico paso de gigantes para volver a ser Argentina", continuó, quitando la permanencia de la Pulga de las prioridades para el resurgimiento.

También hubo críticas al periodismo argentino. "Tiene que empezar todo por ese plató de televisión. Por ese plató de televisión, que quieren seguir pensando al fútbol argentino como una potencia mundial. Y no somos una potencia mundial. ¡Las potencias mundiales están en Europa! ¡Los mejores equipos están en Europa! Ni Boca, ni River, ni San Lorenzo, que sí los amo. Pero ya viste a San Lorenzo, mi equipo, mi San Lorenzo, cuando fue a jugar contra el Real Madrid. Era impensable, no pudieron competir -en relación a la definición del Mundial de Clubes de 2014-. Ese River, que lo elimina un equipo de japoneses -en realidad, en el Mundial de Clubes, fueron emiratíes-. Esa es la auténtica realidad, dejemos de pensar como ricos que no tenemos ni para agua caliente", concluyó D'Alessandro, visiblemente conmovido por la coyuntura.

SEGUÍ LEYENDO: