Messi, junto a Di María, durante el entrenamiento (Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)
Messi, junto a Di María, durante el entrenamiento (Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)

Segundo ensayo de Lionel Scaloni en Madrid, en el umbral del amistoso de la Selección frente a Venezuela (el viernes, desde las 17, en el estadio Wanda Metropolitano). Segundo bosquejo desde el regreso de Lionel Messi al combinado nacional, luego de la decepción en el Mundial de Rusia. Con la presencia del astro rosarino, el Gringo determinó una jornada plagada de pruebas. Porque el entrenador no sólo varió el esquema que habitualmente utiliza y que había probado este martes, sino que además modificó varias veces los intérpretes.

Scaloni comenzó el entrenamiento con un 5-3-2, dibujo que en ataque hace ancha la formación y termina siendo un 3-5-2, con la incorporación de los carrileros al mediocampo. En el primer test, el orientador había probado a Matías Suárez como compañero de ataque de Messi y a Roberto Pereyra y a Di María por las bandas, para alimentarlo. Este miércoles, el ex asistente de Jorge Sampaoli apeló a juntar a la Pulga con los Martínez, Lautaro y el Pity.

Con el actual mediocampista creativo del Atlanta United, Messi pareció generar buena sintonía de arranque. Ya en la práctica del martes se lo vio dialogando animadamente con el ex River. Tal vez allí haya nacido una sociedad para soñar.

Franco Armani; Gonzalo Montiel, Gabriel Mercado, Jun Foyth, Lisandro Martínez y Nicolás Tagliafico; Giovani Lo Celso, Leandro Paredes, Gonzalo Martínez; Lionel Messi y Lautaro Martínez fue la alineación que dispuso en el césped para iniciar el ensayo. Pero no se quedó rígido.

La zurda de Leo, intacta (Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)
La zurda de Leo, intacta (Foto: BENJAMIN CREMEL / AFP)

Di María entró por Pity Martínez, pero se lesionó a los 10 minutos y quedó desafectado de la convocatoria. También exhibió su desequilibrio Domingo Blanco en lugar de Lo Celso y Germán Pezzella ganó minutos por Foyth. Desde que asumió en la Selección Mayor, Scaloni suele hacer muchas modificaciones de un amistoso al otro para poder ver en competencia a la gran mayoría de los citados. Tiene 30 en esta Fecha FIFA. Y todavía no confirmó a los 11 que jugarán contra la Vinotinto.

"Nosotros nos tenemos que adaptar a Leo y marcarle movimientos. Es importante que lo trabajemos. Hablé con él y está muy contento. Para nosotros es muy importante que esté, es el mejor jugador del mundo", señaló Lautaro Martínez, abriéndole las puertas a Messi para que se sienta cómodo.

El delantero de Barcelona muy probablemente jugará sólo un encuentro en Madrid: tiene una molestia en la zona del pubis sobre el sector derecho y el cuerpo técnico no lo quiere arriesgar. El duelo en Tánger frente a Marruecos (el martes 26) está muy cerca del próximo compromiso del club culé: el sábado 30, frente a Espanyol, en el clásico de la ciudad. Por eso toma tanta trascendencia quiénes lo acompañarán en el amistoso del que participará.

SEGUÍ LEYENDO: