Todavía resuena la sanción que pesa sobre Marcelo Gallardo por su decisión de bajar al vestuario ante Gremio en la semifinal de la última Copa Libertadores. El entrenador, que estaba suspendido, abandonó su lugar en las tribunas y bajó para darles una serie de indicaciones a sus dirigidos. Luego de eso, la Conmebol lo suspendió por cuatro fechas y no pudo estar en las dos finales contra Boca.

Teniendo en cuenta lo ocurrido, Gustavo Alfaro –actual DT de Boca– decidió defenderlo en el cónclave de técnicos que organizó la Conmebol en Asunción: "Fue un despropósito lo que hicieron con Marcelo la copa pasada en no permitirle de ir a un estadio y hablar con sus jugadores, dar una charla técnica".

El "Lechuga" se enfocaba en que la determinación también le impedía cumplir con las obligaciones básicas de su trabajo. "Creo que hay normas y hay que cumplirlas. Las de cumplimiento de horarios son buenas, pero a nosotros nos tienen que facilitar hacer nuestro trabajo. Yo hubiera hecho exactamente lo mismo, por más que me echen de por vida. Si mi equipo se está yendo de una competencia, no me voy a privar de darle una indicación a mi equipo que me parece que es vital", aseguró.

Gallardo también estuvo presente en la reunión de técnicos que se desarrolló en la sede de la Conmebol (Foto: @CONMEBOL)
Gallardo también estuvo presente en la reunión de técnicos que se desarrolló en la sede de la Conmebol (Foto: @CONMEBOL)

"Creo que las sanciones las merecemos cuando tenemos incorrecciones, pero habría que cercar esas sanciones en el ámbito de que no nos impidan desarrollar nuestro trabajo. Si no podemos presenciar en un banco de suplentes, que sí podamos ejercer desde el vestuario", agregó el hombre que cuando sucedió ese hecho estaba al frente de Huracán.

En esa misma sintonía, el presidente de la entidad, el paraguayo Alejandro Domínguez, defendió lo planteado por Alfaro: "Hay algunos castigos que están escritos y que no sé con qué criterios se escribieron. Hay muchos artículos que vienen de tiempo atrás y nunca nadie los discutió. Por eso, lamentablemente hay que cumplirlos. Sí creo que hay algunos artículos que deberían repensarse y ver qué tipo de sanciones se podrían dar a errores que se cometieron. Por eso creo que es muy importante charlar. Los reglamentos son tan dinámicos como el juego".

Seguí leyendo: