La grotesca pelea entre los compañeros

Iban 69 minutos del clásico del clásico della Madonnina que el Inter le terminó ganando 3-2 al Milan. El entrenador del Rossonero, Gennaro Gattuso, decidió el ingreso de Andrea Conti en lugar de Franck Kessie. Al mediocampista oriundo de Costa de Marfil, de 21 años, no le gustó ser reemplazado y lo hizo notar cuando traspasó la línea de cal. El argentino Lucas Biglia, en su rol de referente, le remarcó que su actitud era "de mala educación". Y, mientras el partido seguía desarrollándose (el Nerazzurro se imponía 3-1), el banco de suplentes hervía con la pelea entre los dos futbolistas.

Kessie, de pie, increpó repetidamente a Biglia, lo insultó y lo invitó a pelear, mientras Ignazio Abate, Fabio Borini y Ricardo Rodrigues intentaban contenerlo. A Biglia, de espaldas al campo de juego (fue suplente y no ingresó) se lo vio respondiéndole, sin levantarse de su asiento. Las imágenes se viralizaron velozmente y causaron un gran impacto en la intimidad del Milan, al punto que los protagonistas del escándalo debieron enfrentar a los medios en conjunto para darle un cierre al conflicto.

"La mayor derrota de hoy fue lo que hizo Kessie. Esto nunca puede pasar, debe tener respeto por todos. No es agradable ver escenas así y es mi responsabilidad", reprendió el entrenador Gattuso en conferencia de prensa.

"Fue la adrenalina por la situación del partido, me sentía frustrado y realmente quería hacer más para el equipo. Me la tomé con Lucas y fue un error, me disculpé después. Es más experimentado que yo y debería aprender de él", le dijo el marfileño a la cadena Sky Sports.

"Franck sabe lo que dije y luego aclaramos la situación. Todos queremos ganar, pero esto no es algo que debamos hacer frente a todos; hay que guardarlo para el vestuario", apuntó Biglia. "Nos sentimos mal por esta escena, me siento avergonzado y me disculpé con los muchachos y el entrenador en persona. No era lo que queríamos, avergonzamos al club que representamos y no volverá a suceder", completó la dura autocrítica el mediocampista central ex Argentinos que renunció a la Selección tras el Mundial de Rusia.

Kessie y Biglia fueron obligados a hablar con la prensa en conjunto para aclarar el cortocircuito público
Kessie y Biglia fueron obligados a hablar con la prensa en conjunto para aclarar el cortocircuito público

Kessie, con pasado en el Atalanta y en el Cesena, fue adquirido por el Milan a cambio de 32 millones de euros. Sus buenas actuaciones y su dinámica generaron que esté bajo la órbita del Arsenal, el PSG y el Chelsea. Sin embargo, su temperamento suele jugarle una mala pasada, como sucedió en el episodio con Biglia.

En el clásico, los dos equipos se jugaban mucho: con la victoria, el Inter superó al Milan en la tabla de posiciones de la Serie A y se ubicó en la tercera ubicación, dos puntos arriba de su adversario. El clima reinante y el resultado funcionaron como chispa para la explosión entre los compañeros.

SEGUÍ LEYENDO: