Pavón, contrariado durante su último encuentro con Atlético Tucumán (Foto Baires)
Pavón, contrariado durante su último encuentro con Atlético Tucumán (Foto Baires)

En vísperas del debut de Boca en la Copa Libertadores (este martes en Bolivia frente a Jorge Wilstermann), Cristian Pavón se recupera de un desgarro en su bíceps femoral izquierdo.

El delantero, que fue resistido por los hinchas durante su ingreso en el compromiso del equipo dirigido por Gustavo Alfaro ante Atlético Tucumán (encuentro postergado de 2018), está lejos de su mejor nivel. Su entrenador salió a respaldarlo en conferencia de prensa e insistió con la idea de recuperarlo, aunque el simpatizante xeneize parece tenerlo marcado.

Algo cambió en el Mundo Boca tras la derrota con River en la final de la Copa Libertadores y los límites de tolerancia se acortaron. El cordobés, de 23 años, no fue la excepción dentro de un grupo en el que ya rodaron las cabezas de Leonardo Jara, Lisandro Magallán y Pablo Pérez, entre otros.

Del futbolista que fue tasado en 50 millones de dólares y disputó todos los encuentros de la Selección en el Mundial de Rusia, a este desvalorizado, falto de confianza y repudiado por los fanáticos. Y su lesión no fue otra cosa que un leño al fogón.

Guillermo Barros Schelotto supo exprimir sus cualidades físicas durante su ciclo en el club y Kichán se sometió a una maratón de cotejos seguidos de Superliga, Libertadores y Copa Argentina, sin problema físico alguno.

Pavón arriesgó, llegó con lo justo al duelo con Atlético y se terminó lesionando (Getty)
Pavón arriesgó, llegó con lo justo al duelo con Atlético y se terminó lesionando (Getty)

Lo que pocos saben es que el compromiso del jugador lo llevó al autoboicot en el último encuentro del que formó parte.

Considerado pieza clave para Alfaro, había sido titular en los cinco primeros partidos oficiales del DT en 2019. El Xeneize venía de derrotar a Lanús un domingo y el miércoles iba a borrar un asterisco con Atlético Tucumán en la Bombonera, con ansias de recortar la diferencia de puntos con los por entonces líderes del torneo Racing y Defensa y Justicia.

Pavón acusó molestias musculares previo al match con el Decano y se entrenó diferenciado. El entrenador convocó a 20 jugadores para concentrarse el miércoles 20 de febrero y todo hacía indicar que el extremo iba a ser uno de los dos hombres que ni siquiera irían al banco de suplentes (el otro finalmente fue el juvenil Nicolás Capaldo, quien jugó en Reserva).

La ansiedad por revertir la situación deportiva y contradecir así a las afirmaciones que hacían referencia a su bajo nivel lo llevaron a convencer al cuerpo médico xeneize de recibir el alta para estar disponible contra los tucumanos.

Faltaban horas -sino minutos- para que el árbitro Germán Delfino diera el pitazo inicial y corriera la pelota por el césped de la Bombonera cuando Alfaro, con el pulgar arriba del delantero, tachó de su nómina a Kevin Mac Allister e incluyó a Pavón sobre la chicharra.

Boca mereció algo más en el primer tiempo pero se fue 0-1 al vestuario en el entretiempo. En la etapa final igualó a través de Ramón Ábila y el DT llamó a Pavón para sustituir al tocado Sebastián Villa. Y en una de sus primeras intervenciones, el cordobés casi desnivela: Benedetto le dio un pase espectacular en profundidad, desbordó y buscó por bajo a Wanchope, pero a su envío le faltó algo de rosca y permitió el anticipo de Lucchetti, que desactivó el peligro. Exactamente un minuto después, Atlético se encontró con el 2-1.

La jugada que pudo ser el 2-1 de Boca, terminó en lesión de Pavón y gol de Atlético Tucumán

"Si convertíamos el gol en su desborde y muy buen centro que tiró, por ahí el escenario era otro", reflexionó Gustavo Alfaro consumada su primera derrota en Boca. El lamento se extendería al enterarse que, justamente en esa jugada, Pavón sintió el tirón en su isquiotibial. Es decir que en prácticamente la totalidad de los minutos que tuvo desde el banco ante Atlético Tucumán, jugó lesionado. Los estudios determinarían al día siguiente el grado de su rotura fibrilar: desgarro en bíceps femoral izquierdo.

Según los plazos de rehabilitación, Pavón recién podría estar en condiciones de ser exigido en competencia oficial el martes 12 de marzo, cuando Boca reciba a Deportes Tolima por al segunda fecha de la fase de grupos de la Copa, o el domingo 17 cuando visite a San Martín de Tucumán por la jornada 23 de la Superliga.

SEGUÍ LEYENDO