Desde que Neymar, la estrella del PSG, se resintió de la rotura del quinto metatarsiano del pie derecho, Ángel Di María se hizo cargo del desequilibrio de su equipo: en ocho encuentros, acumula seis goles y tres asistencias. En la victoria del conjunto parisino 3-0 ante el Dijon, por los cuartos de final de la Copa de Francia, Fideo convirtió los dos primeros tantos (el restante lo anotó Meunier) y se erigió como la gran figura del encuentro. Y los medios locales ya hablan del "nuevo Neymar" o el "reemplazante de Neymar", por el momento de gracia del zurdo.

El mediocampista rosarino, de 31 años, redondeó una enorme actuación. Su conquista más estética fue la primera: recibió a la carrera, cerca del borde del área y picó el balón con sutileza por encima del portero adversario. En su segundo tanto lo acompañó la suerte: desbordó por izquierda e intentó asistir a Eric Maxim Choupo-Moting, pero un defensor alcanzó a rechazar la pelota y terminó devolviéndole el balón a Fideo, quien anotó con el arco vacío y le ofreció disculpas a su compañero.

En un esquema 3-5-2, Di María actuó suelto, como delantero acompañante del 9, y se mostró cómodo. Incluso, en muchas ocasiones, encaró por el centro, sin la restricción de la línea de banda, y desequilibró continuamente. En la actual campaña del PSG, que lidera la Ligue 1 con 17 puntos de ventaja sobre el Lille y lo encuentra en octavos de final de la Champions League (le ganó 2-0 la ida a Manchester United), Angelito anotó 13 tantos y brindó 12 pases-gol.

El gran momento futbolístico que vive se da en el umbral de su regreso a la Selección: ya tuvo contacto con el entrenador Lionel Scaloni y todo indica que integrará la nómina que el DT hará pública el fin de semana de cara a los amistosos de marzo frente a Venezuela (en España) y Marruecos (en Tánger).

"Estas tres convocatorias a las que no fui las sentí muchísimo. Vi los partidos y me dolió mucho no estar. Mi mujer me decía que se notaba que, mientras jugaban, estaba nervioso. Son cosas que sólo el que vistió esa camiseta puede saber cómo se viven", había dicho, en declaraciones a ESPN, sobre su ausencia en la Albiceleste luego del Mundial de Rusia.

"Yo sigo haciendo mi trabajo para poder estar ahí que es muy importante para todo jugador. Estar en la Selección es lo máximo, siempre di la vida por estar ahí y cada vez que voy siento lo mismo que sentí la primera vez que me puse esa camiseta", concluyó entonces. Pues bien, con el PSG, continúa acumulando méritos para tener su revancha en el combinado nacional.

Angelito jugó suelto, como acompañante del 9 (Foto: REUTERS/Gonzalo Fuentes)
Angelito jugó suelto, como acompañante del 9 (Foto: REUTERS/Gonzalo Fuentes)

SEGUÍ LEYENDO: