La Asociación del Fútbol Argentino comunicó el último miércoles que se eliminarán los promedios en todas las categorías de Ascenso a partir de la próxima temporada. La iniciativa, que además contará con el retorno de los torneos cortos, generó polémica más allá de que la normativa fue tomada por consenso entre los dirigentes.

Por un lado, están los que entienden que esta medida fue impulsada para beneficiar directamente a los clubes "grandes" que estaban muy comprometidos con el descenso. Por el otro, se encuentran otras instituciones que se sienten perjudicadas, ya que habían logrado un buen colchón de puntos en las últimas temporadas.

Los clubes que se benefician con la quita del promedio
En la Primera B Nacional si se toman en cuenta los promedios actuales, Chacarita, Ferro y Quilmes son las instituciones que celebran la nueva medida de la AFA. El "Verdolaga" y el "Cervecero", incluso, están comprometidos actualmente con el descenso. Se encuentran por encima de Los Andes que está descendiendo. En el caso de que mantengan la categoría, el próximo año comenzaban muy abajo en la tabla más temida. Por encima de estos, figuran Deportivo Morón, Nueva Chicago y Platense.

En tanto, Almirante Brown y Deportivo Español, por la Primera B Metropolitana, Sportivo Italiano, El Porvenir y Sportivo Barracas, por la Primera C, cuentan con los mismos motivos para alegrarse.

De cara al futuro, entre los clubes beneficiados, también estarán los que asciendan que siempre están obligados a lograr una gran cantidad de puntos la primera temporada para lograr la permanencia. En este punto, la medida podría favorecer a Barracas Central, líder de la B Metropolitana.

(AP)
(AP)

También a Estudiantes de Buenos Aires, Deportivo Riestra, Atlanta (todos en posición de reducido por el ascenso), Acassuso, All Boys, entre otros. Además, Dock Sud, Argentino de Quilmes y Armenio, los que podrían ascender desde la Primera C, y Argentino de Merlo, por la Primera D.

Un dato no menor es que Acassuso, Argentino de Quilmes o Estudiantes de Caseros, entre otros, son elencos representantes en el Comité Ejecutivo.

Los clubes que se perjudican con la quita del promedio
Sarmiento, Almagro, Villa Dálmine, Atlanta y Tristán Suárez, entre otros, habían logrado un buen colchón de puntos en las últimas tres temporadas y contaban con un promedio envidiable. A partir de esta medida, saldrán a disputar los torneos de igual a igual con el resto.

Este sistema de promedios se inició en 1983, bajo la presidencia de Julio Humberto Grondona. En medio de la crisis de River aquella temporada, que tendría a Racing como uno de los equipos que perdió la categoría, el objetivo de la AFA fue "contener" a los equipos grandes, sobre todo luego del histórico descenso de San Lorenzo en 1981.

Aún no se confirmó si la Superliga Argentina adoptará la misma medida.

SEGUÍ LEYENDO: