Un gol mantiene en vilo a los fanáticos del fútbol en España. Este fin de semana, en el partido entre el Atlético Levante UD y el CF Badalona, por el grupo III de Segunda División B de España, el primer tanto visitante, a los 9 minutos de juego, dejó atónitos a todos; porque llegó a partir de un blooper y porque el árbitro lo terminó convalidando, cuando el reglamento indica lo contrario.

Tras una falta favorable al equipo local, el defensor número 3, Raúl Prieto, puso en juego el balón con la intención de dárselo a su arquero. El portero, ubicado fuera del arco, no llegó a tocar el mismo y el esférico se introdujo en la portería.

Transcurridos unos segundos, luego de que el juez quedara atrapado en los laberintos reglamentarios, los jugadores del Baldona comenzaron a celebrar el gol y el árbitro lo dio por valido.

En el reglamento hay significaciones que se relacionan al criterio y otras que son taxativas. En este caso, la Regla 13, en la página 115, deja textualmente indicado que "si de un tiro libre directo o indirecto el balón entra directamente en propia portería, se concederá un saque de esquina al equipo adversario".

Durante el partido, nadie se quejó, seguramente porque los perjudicados desconocían el reglamento; sin embargo, el equipo arbitral lo debería conocer al dedillo. Sin dudas, un grave error.

Luego, el árbitro se habría excusado diciendo que el arquero toco el balón; en el video observamos que dicho contacto nunca existió.

Un consejo arbitral: nunca hay que tratar de cubrir  un error con otro error.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: