Uno de los puntos altos del Boca de Guillermo Barros Schelotto durante el primer semestre de 2018 fue Frank Fabra. El colombiano era titular indiscutido y dueño del lateral izquierdo hasta su grave lesión durante la gira previa al Mundial de Rusia 2018 con su selección.

El defensor de 27 años ya se entrena a la par del resto de sus compañeros en Cardales pero todavía no está en la mejor condición física, debido a la gravedad del trastorno en su rodilla izquierda (rotura de ligamentos cruzados).

Para Gustavo Alfaro es vital: mientras Lucas Olaza negocia su salida y Emmanuel Mas es la principal alternativa (la otra es incluir al zaguero paraguayo Junior Alonso como marcador de punta en ese sector), aguardan por la puesta a punto para sacarle jugo a su potencial.

Fabra disputó su último partido oficial en junio de 2018 (Foto: Boca Juniors)
Fabra disputó su último partido oficial en junio de 2018 (Foto: Boca Juniors)

Transcurridos diez días de la pretemporada xeneize, Fabra responde en cada trabajo y apunta al inicio de la competencia oficial: el domingo 27 ante Newell's en Rosario por la Superliga. Pero el entrenador planea llevarlo de a poco, sin apurar los plazos de su rehabilitación.

De hecho, en el búnker boquense entienden que tras este tipo de lesiones, es oportuno hasta realizar una "doble pretemporada" para lograr la excelencia y recuperar por completo el nivel. El colombiano sumará minutos de fútbol en las prácticas e incluso en los amistosos de pretemporada en Mar del Plata (mañana ante Unión de Santa Fe y el domingo ante Aldosivi) pero su recuperación total demandaría al menos un mes y medio más.

La idea es que Fabra tenga rodaje previo y llegue al pico de nivel futbolístico en el debut de Boca por el Grupo G de la Copa Libertadores. El estreno será el 5 de marzo en Bolivia frente a Jorge Wilstermann.

SEGUÍ LEYENDO