A lo largo de los años River apostó por jugadores que supieron brillar en sus equipos, pero fracasaron cuando tuvieron que responder con la camiseta de la banda. En todos los puestos y durante distintas épocas, un repaso de los hombres que ingresaron con honores y se retiraron por la puerta de atrás del Monumental.

1 Juan Carlos Olave

(NA)
(NA)

En la temporada 2005/6 tuvo un paso fugaz por River. No jugó ningún partido oficial y voló hacia el Murcia de España. Recordado por ser el arquero que sufrió los 7 goles en el clásico platense en su regreso al país en Gimnasia, tuvo su punto más alto en 2011 cuando le atajó el penal a Pavone en el Monumental y se convirtió en una pieza clave en el descenso del Millonario.

2 Mario Daniel Vega

(NA)
(NA)

"Mirá la pelota que nos viene a sacar el sinmanos este", fue la frase que deslizó Ángel Cappa cuando dirigía a Huracán. Luego el técnico fue contratado por la entidad de Núñez y convivieron en el plantel. Juntos fueron parte del desastroso momento que contribuyó con la caída del gigante. Hoy el arquero se encuentra en la segunda división del fútbol de Estados Unidos.

3 Luciano Vella

(NA)
(NA)

"No sé qué quieren los hinchas de River, que juegue como Maicon o Dani Alves", fue el análisis que hizo el Tano cuando recibió una catarata de críticas de los simpatizantes. Lo que exigían los fanáticos era que el ex Vélez tenga marca y proyección, algo que careció durante su estadía en Núñez.

4 Bruno Urribarri

(Fotobaires)
(Fotobaires)

Fue uno de los jugadores que a lo largo de su carrera vistió las camisetas de Boca y River. En ninguno de los equipos cumplió. Otro de los laterales que pasó sin pena ni gloria en los grandes del país.

5 Carlos Arano

(NA)
(NA)

Chiche fue uno de los héroes de Racing cuando la Academia logró el título en el Apertura 2001. Tiempo después se sumó a River y fue parte de un proceso nefasto. Hasta llegó a jugar de volante central en el Millonario. Tras el descenso dijo que estuvo seis días sin llevar al colegio a sus hijos. Sintetizó su incursión por el Monumental como "una mancha imborrable".

6 Adalberto Román

(NA)
(NA)

El paraguayo es recordado por la insólita mano que cometió en el Gigante de Alberdi que encaminó el triunfo de Belgrano en la promoción. Todavía se escuchan en los alrededores del Antonio Vespucio Liberti los insultos del Tano Pasman cuando siguió las acciones por televisión. Tras el descenso se convirtió en un exiliado futbolístico.

7 Jonathan Bottinelli

(NA)
(NA)

Fue uno de los peores negocios de River. En 2012, bajo la conducción de Daniel Passarella, el club de Núñez desembolsó una cifra cercana a los 2 millones y medio de dólares por el 60% del pase. Luego de un escándalo con la AFIP por 'triangulación' a través de Unión San Felipe, dejó de ser tenido en cuenta por Ramón Díaz y emigró a la Universidad Católica de Chile a préstamo sin cargo.

8 Josepmir Ballón

Era un 5 que llegó a través de la recomendación de Ángel Cappa.  Llegó a disputar 12 partidos y terminó sirviendo de comodín para que Lamela juegue una serie de partidos a pesar de una suspensión por el polémico artículo 225. Fue su mayor aporte en el conjunto que estaba a cargo de JJ López.

9 Martín Galmarini

(NA)
(NA)

"En River me hicieron poner 1.000 dólares para comprar calzoncillos", había dicho el lateral cuando se fue del club. "Reclamé la plata 2 veces hasta que me di cuenta de que no tenía sentido hacerlo", argumentó ante la prensa. La anécdota se remonta a un viaje a Canadá, en donde el Millonario atravesaba su peor momento. Otro de los refuerzos que logró su aporte fuera de las canchas.

10 Luciano Lollo

(NA)
(NA)

En Racing consideran la venta del defensor como la mejor operación de Víctor Blanco en la Academia. Incluso más superadora que la de Lautaro Martínez al Inter. El central fue transferido lesionado y nunca logró recuperarse. "Yo no metí el pie en la trituradora para estar dos años en una camilla", dijo antes de irse. En los festejos de la Copa Libertadores ante Boca, River lo marginó del poster del campeón.

11 Fernando Crosa

(NA)
(NA)

Pocos recuerdan al central con la Banda. Fue después de su aparición en Newell´s cuando prometía ser una garantía de seguridad. Su producción fue tan pobre como su carrera descendente, ya que después continuó por Colón, Quilmes, Gimnasia, Talleres y Chacarita.

12 Martín Del Campo

El uruguayo llegó a River por pedido del chileno Manuel Pellegrini. Entre los compromisos internacionales y locales, el defensor sólo disputó 4 partidos. Cuando el entrenador se fue a probar suerte a Europa, el jugador intentó recuperarse en otros equipos de Sudamérica hasta instalarse en el ascenso argentino.

13 Andrés San Martín

(Fotobaires)
(Fotobaires)

El volante de Banfield llegó a River para adueñarse de la mitad de la cancha. Sin embargo, una serie de lesiones lo llevaron a instalarse en la enfermería del club. Pocos recuerdan su paso por la institución, ya que continuó su carrera en Tenerife y Arsenal de Sarandí.

14 Kilian Virviescas

(Fotobaires)
(Fotobaires)

El colombiano no pudo afianzarse en el Millonario y luego de su fracaso jugó en San Lorenzo y Gimnasia. Tras sus pasos por Chile y Brasil puso una escuela de fútbol en Bogotá. La duda permanecerá instalada sobre sus capacidades para trasladar sus conocimientos en las jóvenes promesas cafeteras.

15 Miguel Paniagua

"De grande sólo tiene el mote. Cuando llegué a River pensé que todo sería gloria, me hablaron de la magnitud del club y pensé que sería mi despegue para Europa, pero no fue así. Nunca me acostumbré al plantel ni al técnico. No tenía ganas de pelear por un puesto y quería largarme de ahí", dijo el paraguayo que estuvo en el Millonario durante 2009 antes de volver a su país. Un fracaso que no sumó ni el pan ni el agua en un equipo con hambre.

16 Sixto Peralta

(Fotobaires)
(Fotobaires)

El Mumo que surgió en Huracán y brilló en Racing no tuvo nada que ver con el que llegó a River. Sus lesiones y falta de continuidad lo obligaron a retirarse del Monumental con la frente marchita. Un tiempo más tarde se dedicó al básquet.

17 Nicolás Bertolo

Figura en Banfield, Marcelo Gallardo insistió para que se sume a su plantel. El Muñeco le dio muchas oportunidades, pero el cordobés no logró aprovechar ninguna. Cuando le consultan qué le pasó, siempre responde que no encuentra explicación. Su estadía fue tan misteriosa como sus pobres actuaciones.

18 Daniel Fonseca

(Fotobaires)
(Fotobaires)

El uruguayo se convirtió en héroe en un torneo de verano ante Boca, con un gol agónico de tiro libre y una definición perfecta en los penales. Sin embargo, su mala relación con Ramón Díaz lo alejó del club de manera inmediata. El Pelado apostó por un tal Fernando Cavenaghi que le dio muchas satisfacciones al Millonario.

19 Gustavo Canales

(Fotobaires)
(Fotobaires)

Su camino fue ascendente hasta que llegó a River. General Roca, Cipolletti y Aldosivi fueron su escuela, mientras que en Chile se graduó de goleador. En 2010 arribó a Núñez y en 14 partidos sólo marcó 2 tantos. Con el fracaso a cuestas volvió a cruzar la Cordillera para encaminar su carrera.

20 Fabián Bordagaray

(NA)
(NA)

Fue el único refuerzo que sumó Daniel Passarella para luchar la permanencia. Su aparición en Defensa y Justicia, junto con la apuesta de San Lorenzo fueron argumentos para que el Kaiser lo considere una figura. Sin embargo, JJ López no le dio continuidad hasta la fatídica tarde ante Belgrano en el Monumental. Fue de las peores experiencias del atacante en su carrera.

21 Juan Esnáider

(Fotobaires)
(Fotobaires)

Su paso por Madrid y la Juventus lo posicionaron como uno de los refuerzos de jerarquía. Se lo pintó en su momento como una gran promesa del fútbol mundial, un delantero de buena pegada, habilidoso y encarador. Llegó a River de la mano de Ramón Díaz en 2002 que esperaba poder sacar lo mejor del goleador, pero su calidad nunca se vio en el Monumental y sus goles fueron una promesa fracasada.

22 Rolando Zárate

(NA)
(NA)

La calidad que mostró en Vélez no la pudo desglosar en el resto de los equipos que jugó. El delantero fue un trotamundos y dentro de sus diversos destinos se encontró con la camiseta de la banda. España, Escocia, Arabia Saudita y Ecuador fueron otros países en donde también defraudó. Su mejor faceta fue la de representante de jugadores.

23 Leandro Caruso

(NA)
(NA)

El delantero sorprendió en Godoy Cruz con una calidad notable. Tras sufrir el descenso con el peor River de la historia, su carrera se transformó en un tobogán hasta llegar a las categorías menores del fútbol argentino. La última vez que lo vieron tenía puesta la camiseta de Dock Sud.

24 Marcelo Larrondo

(NA)
(NA)

Una operación que tuvo un costo muy elevado. El Millonario invirtió $37.500.000  para hacerse con el 100% de los derechos del delantero. El ex Rosario Central se presentó en 14 compromisos, lo que significa que la entidad de Núñez pagó $2.678.571 por partido. Un monto inexplicable para los de la Banda.

25 Cristian Fabbiani

(NA)
(NA)

Fue la peor época del club. En sus tiempos de gloria, River tenía como ídolo a un Príncipe. Cuando llegó el delantero con pasado en Lanús y Newell´s, la Banda se conformó con un Ogro. El contingente de mujeres disfrazadas de Fionna desapareció de inmediato cuando vieron los partidos del atacante.

Seguí leyendo