El “Bocha” trabajó formando juveniles en Argentinos y San Lorenzo (Foto: Crédito Prensa AFA)
El “Bocha” trabajó formando juveniles en Argentinos y San Lorenzo (Foto: Crédito Prensa AFA)

Aquel lateral derecho surgido de Argentinos Juniors y campeón con el San Lorenzo del Bambino Veira en 1995 se especializó en el mandato familiar: la formación de futbolistas. Su padre, José Batista, fue una de las piedras basales del Club Parque, una verdadera fábrica de cracks. Su hermano, Sergio, el Checho, campeón del mundo con Argentina en 1986, condujo a la Selección Sub 20 y a la Mayor, además de ganar el oro olímpico desde el banco de suplentes en Beijing 2008. Y Fernando, el protagonista de esta entrevista, se convirtió en el director técnico del Sub 20 que disputará el Sudamericano de Chile, del 17 de enero al 20 de febrero.

El buzo le pertenecía a Lionel Scaloni quien, luego de ganar con los chicos el torneo de L'Alcúdia, se transformó en el seleccionador de los mayores, primero interino, y luego con un año de contrato, con opción a dos. A Batista, que trabaja desde el lunes con una nómina de 32 futbolistas y mañana deberá dar la lista definitiva de 23 nombres, lo preceden 17 años en la formación, en el Bicho y en el Ciclón. Y fue el ayudante de campo de Claudio Úbeda en el anterior proceso del Sub 20, signado por las turbulencias políticas. A pesar de ello, aquel equipo llegó al Mundial de Corea del Sur, pero no pasó de la primera fase.

"El trabajo había sido bueno, muchos de esos jugadores que jugaron el Sudamericano y el Mundial hoy son recambio en la Seleccion Mayor, como Lautaro Martínez, Matías Zaracho o Juan Foyth. Poder aportar ese granito de arena desde mi trabajo en Juveniles es una alegría, poder ser partícipe de este proceso un orgullo", le explica a Infobae, a partir del ejemplo, cuál es su objetivo a largo plazo.

Le tocó, una vez más, una tarea a contrarreloj. Realizó una citación y en 5 días debió definir el corte. "Sabemos que los tiempos son cortos. A la Selección nunca le podés decir que no porque colaborás con el fútbol argentino. Hablé con Scaloni, con Hermes Desio (coordinador del fútbol juvenil), más allá de que uno a los chicos los conoce, los ha visto en inferiores durante mucho tiempo. Lo que tenemos que tratar es de ser finos en la definición de la lista final, después armar un equipo porque el Sudamericano es muy difícil", subraya. Como ayudantes, lo acompañan Damián Ayude y Esteban Solari, uno de los hermanos del técnico del Real Madrid. También Damián Albil como entrenador de arqueros.

¿Hablaste con, tu hermano el Checho, también?

-Con Checho hablamos constantemente, hablamos de esto y de todo, de la experiencia que puede tener él; también con pares del fútbol infiantil y de inferiores, porque todos los días aprendés cosas.

-¿Cómo se define una lista con tan poco tiempo para evaluar a los jugadores?

-Estuvimos viendo la actualidad de cada uno, es un torneo que en veintipico de días está empezando. Pero por suerte están en un buen momento, hay muchos chicos con experiencia en el fútbol local, otros afuera. Thiago Almada y Pedro de la Vega son categoría 2001, podrían un sudamericano más adelante, por caso. Creí que estos eran los mejores para este momento. Hay muy buenos jugadores en la posición de delantero, para jugar entre los centrales, como Romero, Colidio o Gaich; también de mediapunta, mismo en la posición de enganche… Es lindo cuando tenés para decidir. Trataremos de fallar lo menos posible.

-¿Cómo va a jugar tu equipo?

-No soy de atarme a un sistema en sí. Los chicos vienen jugando con un 4-3-3, que me gusta, pero trato de adaptarme y de acuerdo al rival también. Me gusta el buen juego, que la pelota la tengamos nosotros, pero no negocio que un equipo no se sacrifique y no corra. No negocio que los 10 jugadores de campo no se sacrifiquen para recuperar la pelota.

-¿En qué técnicos te referenciás  la hora de dirigir?

-De todos tomé algo, lo bueno y lo malo. Desde que empecé a los 20, 21 años, sabía que iba a ser entrenador. Mis referentes son José Pekerman, que lo tuve como entrenador, Hugo Tocalli que es una fuente de consulta y Nano Areán. Mi padre pregonaba mucho el trabajo en la formación de fútbol infantil y juvenil, y es mi pasión. Cuando pasé por San Lorenzo, por ejemplo, tuve a Kannemann, que no jugaba en ese momento y había que aguantarlo. En Argentinos, a Nico González, a Esteban Rolón, a los hermano Mac Allister, a Batallini; todos chicos que pasaron por mis manos y de un grupo de trabajo, me dieron la satisfacción como coordinador y entrenador. Ese es el mayor logro.

La lista que Batista deberá achicar mañana
La lista que Batista deberá achicar mañana

-Más allá de que asumís en un contexto especial, al equipo se le va a exigir que se clasifique al Mundial de Polonia

-Estamos en un país que es muy exigente a nivel resultados, pero siempre me manejé por el mismo camino, la misma línea. Mi objetivo es darle a la Selección mayor poder de recambio. Lo hicimos hace dos años con Claudio Úbeda. Igual, en el Sudamericano tenemos que clasificar.

-¿Qué jugadores te entusiasman de esta camada?

-Uno se entusiasma con Thiago Almada, que tiene 17 años. Con Colidio, Balerdi, Nehuen Pérez, Almendra, Benjamín Garré, que está haciendo su experiencia en el Manchester City, Julián Álvarez que jugó la final de la Copa Libertadores con River… Todos ellos pueden ser el futuro recambio de la Selección.

SEGUÍ LEYENDO: