El plantel de Boca durante la premiación en el Santiago Bernabéu (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
El plantel de Boca durante la premiación en el Santiago Bernabéu (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

En Boca la herida está abierta y tardará en sanar. La derrota en la final de la Copa Libertadores, que se niega desde 2007, fue nada menos que ante River. El tiempo dirá si habrá revancha en la instancia definitoria ante el rival de toda la vida o si al menos puede reivindicarse en el plano continental en el corto plazo.

Pero al margen de la gloria deportiva de la que se privaron, los futbolistas xeneizes dilapidaron un premio millonario por la caída en España frente al equipo de Marcelo Gallardo.

La Conmebol había anunciado que el ganador de la Libertadores se acreditaría la nada despreciable cifra de 6.000.000 de dólares. Según pudo averiguar Infobae, la dirigencia boquense liderada por Daniel Angelici había aprobado que esa suma fuera íntegramente a los bolsillos de los protagonistas a pesar de que, en general, se elige dividir los ingresos en partes iguales para la institución y el plantel.

Suponiendo que a la lista de 30 jugadores inscriptos se les suman los integrantes del cuerpo técnico y los colaboradores (médicos y otros auxiliares), el dinero entonces se dividiría en unas 40 personas.

Es decir que cada uno de esos 40 miembros del contingente iba a volverse de Madrid con 150.000 dólares (al cambio de hoy, unos 5.800.000 de pesos).

Por el subcampeonato, Boca se llevó 3.000.000 de dólares. El dato que aún no trascendió es si los futbolistas se quedaron con una tajada de ese premio "consuelo".

SEGUÍ LEYENDO