Matías Sebastián Nicolás Firpo, de 31 años, fue uno de los sospechosos de haber apedreado el micro de Boca en los alrededores del Monumental, en la previa de la Superfinal que debía disputarse el sábado 24 de noviembre.

A raíz de dicha agresión, el Departamento Técnico – Legal de River le abrió un sumario interno a su socio y lo suspendió de manera inmediata. A través de un comunicado oficial, el club manifestó su repudio por el accionar del hincha.

"A partir de dicho sumario, se elevará el pedido de expulsión como socio a la Comisión Directiva y a la Asamblea de Representantes de socios", dice el documento.

"Por otro lado, River Plate les solicitará a los organismos de seguridad que el agresor sea incluído en el derecho de admisión para concurrir a los estadios de fútbol", concluye el documento.

Firpo quedó imputado por los delitos de daño agravado por tener lugar en el marco de un espectáculo deportivo; lesiones leves dolosas agravadas por haberse cometido con motivo o en ocasión de un espectáculo deportivo; daño agravado, por tratarse de un bien de uso público, atentado a la autoridad; impedir la realización de un espectáculo deportivo de carácter masivo con concurrencia pública, y promover, de cualquier modo, la formación de grupos destinados a cometer alguno de los delitos previstos en la Ley 23.184, todos en concurso ideal.   

Seguí leyendo