Los incidentes que obligaron a reprogramar (y trasladar a Madrid) la Superfinal de Copa Libertadores entre River y Boca tuvieron múltiples consecuencias. Una de ellas fue la decisión de montar un importante operativo policial en la previa del partido que "El Millonario" disputará este domingo, desde las 21.30, ante Gimnasia de La Plata por la fecha 14° de la Superliga.

(@okdobleamarilla)
(@okdobleamarilla)

Ya en horas de la tarde comenzaron a desplegarse en los alrededores del estadio Monumental los efectivos de las distintas fuerzas de seguridad – sobre todo de la Policía de la Ciudad- abocadas al evento.

(@okdobleamarilla)
(@okdobleamarilla)

Hubo un especial cuidado en la esquina de avenida del Libertador y Lidoro Quinteros para custodiar la llegada del micro de la delegación del "Lobo" y así evitar disturbios similares a los ocurridos en la previa del duelo ante Boca.

En una imagen inusual, casi 100 efectivos se apostaron en el lugar donde dobló el micro de Gimnasia. Así, la llegada de los visitantes se dio en un marco de tranquilidad, sin sobresaltos.

(@okdobleamarilla)
(@okdobleamarilla)

River y Boca debían enfrentarse el sábado 24 de noviembre en el estadio Monumental por la vuelta de la final de la Copa Libertadores tras haber empatado 2-2 en la ida en la Bombonera. En la previa del encuentro, el micro del "Xeneize" fue atacado a piedrazos por hinchas del "Millonario" y algunos jugadores – entre ellos el capitán Pablo Pérez– resultaron heridos.

A raíz de estos incidentes, el partido fue postergado por 24 horas. Al considerar que los equipos no estaban en igualdad de condiciones, finalmente la Conmebol decidió no jugarlo y, días después, lo reprogramó para el próximo domingo 9 de diciembre en el estadio Santiago Bernabéu en Madrid, España. 

SEGUÍ LEYENDO: