(Reuters)
(Reuters)

La quinta fecha de la fase de grupos de la Champions League entregó el entretenido partido que disputaron en el Groupama Stadium Manchester City y Lyon. Con su habitual estilo, el elenco liderado por Pep Guardiola intentó dominar las acciones desde el primer minuto de juego, pero el sacrificio francés atentó contra los deseos británicos.

Durante la primera etapa los ingleses llevaron el juego a la zona de Anthony Lopes, pero los contragolpes comandados por Depay y Cornet pusieron en jaque a Ederson Moraes. Incluso antes de que llegue el descanso Aouar impactó un remate contra el poste que pudo cambiar el destino del duelo.

En la reanudación del pleito los de Genesio lograron sorprender al puntero de la Premier League con un golazo improvisado por el delantero de Costa de Marfil. El centro de Depay y la definición de Cornet concretaron la gesta del dueño de casa para soñar con los octavos de final.

El golpe hizo reaccionar de inmediato al Manchester City. A través de la vieja fórmula que afirma que dos cabezazos en el área son gol, el anticipo de David Silva y el frentazo de Laporte llevó tranquilidad para el combinado del Reino Unido. Con la igualdad, los Ciudadanos daban otro paso hacia la siguiente fase.

Sin embargo, cuando restaban 9 minutos para la finalización del partido la figura africana volvió a desarticular a la línea defensiva del Manchester City y festejó el 2 a 1 después de una veloz embestida por el sector izquierdo.

Fue otro momento que causó reacción en la visita, dado que unos instantes después (otra vez mediante la vía aérea) Sergio Agüero se elevó en el área rival y selló el 2 a 2 definitivo.

Con la repartición de puntos, los británicos se garantizaron un lugar en la instancia de los 16 mejores gracias a su liderazgo en la zona con 10 unidades. Como el Shakhtar derrotó al Hoffenheim en Alemania, la segunda plaza a los octavos de final se dirimirá entre los ucranianos y los galos.

Estadio: Parc OL
Hora: 17.00
Televisa: Fox Sports 2