Agentes de la Policía del Gobierno de la Ciudad allanaron hoy el Estadio Islas Malvinas del Club All Boys en busca de documentación para identificar a los violentos que ayer atentaron contra los agentes destinados al operativo dispuesto para custodiar el clásico con Atlanta, varios de los cuales resultaron heridos tras ser atacados por una horda de hinchas del local que, enfurecidos por la derrota, actuaron con salvajismo. La institución fue clausurada y podría recibir una gravísima sanción: jugar sin público durante todo 2019.

El procedimiento, dispuesto por el Juzgado Penal Contravencional y de Faltas Nro. 26 a cargo de la doctora María Cristina Nazar, a solicitud de la Fiscalía del doctor Juan Rosas, se llevó a cabo en la calle Mercedes 1952 del barrio de Floresta.

Se dispuso en esta orden el secuestro de información digital e imágenes, carnet y demás documentación para individualizar socios. Se constituyó en el lugar el señor Alberto Mandelli, gerente deportivo del club, quien facilitó el ingreso a las instalaciones. Se llevaron a cabo las diligencias dispuestas, secuestrándose información y varios CPU con registros de socios.

"Esta es una barra que tiene ya varios episodios de violencia, ligada al dirigente Luis D'Elía y lo peor de esto es que habría directivos de All Boys también involucrados. Se están realizando allanamientos para poder proceder a las detenciones. Esta barra es funcional a algún dirigente político y sobre ellos no recaía el derecho de admisión. El club ya fue clausurado por la Justicia", informó en radio La Red Marcelo D'Alessandro, secretario de Seguridad de la Ciudad.

Por los incidentes en las afueras del estadio, la delegación de Atlanta demoró 50 minutos en salir del estadio pese a que no había público visitante
Por los incidentes en las afueras del estadio, la delegación de Atlanta demoró 50 minutos en salir del estadio pese a que no había público visitante

El funcionario también se expresó en Radio Mitre, donde contó: "Se invitó a dirigentes de Atlanta y en medio del evento los comienzan a insultar con mensajes antisemitas; hasta colgaron una bandera de Palestina", y agregó que "All Boys tiene la cancha clausurada por tiempo indeterminado y como sanción solicitamos que todo el 2019 juegue sin público".

Una vecina del lugar contó, en tanto, cómo vivieron lo ocurrido. "Estábamos todos aterrados, fue una locura, nadie se esperaba esto. La policía no tuvo la culpa, no estaba preparada. Era una batalla desigual porque eran un montón de personas contra cuatro o cinco patrulleros".

El ataque dejó el saldo de 15 policías heridos, cinco patrulleros destrozados y apenas tres personas fueron detenidas.

SEGUÍ LEYENDO