"Nos sentimos cómodos con todos. Se formó algo muy lindo. Viví lo anterior y no había tanto compañerismo y amistad. Ojalá que pueda seguir. Cuando vine acá, no sentía esto. Se siente. Somos todos jóvenes. Antes, con jugadores de experiencia, no se sentía". La frase de Mauro Icardi a la salida del vestuario del estadio Malvinas Argentinas resultó más noticia que su primer gol en la Albiceleste o que el triunfo de la Selección 2-0 ante México en su última prueba de 2018.

El delantero del Inter, de 25 años, es uno de los rostros de la renovación del combinado nacional que encabeza Lionel Scaloni, el entrenador que en breve dejará de ser interino, luego de la decepción en el Mundial de Rusia. Claro que seguramente habrá históricos que pueden tener una nueva oportunidad, como Lionel Messi, Ángel Di María y Sergio Agüero. ¿Fueron apropiadas las declaraciones del ex atacante de la Sampdoria? ¿Pueden generar controversia en una convivencia futura?

En una entrevista que le brindó a ESPN FC, Maxi López, de público enfrentamiento con Icardi, fue consultado sobre las palabras de la polémica. Y el ex marido de Wanda Nara, actual esposa del 9 de la Selección, dejó su opinión.

"No voy a entrar en la declaraciones, en el tema del compañerismo, acá tenemos 500 hinchas esperándonos, porque tenemos que ganar y salvarnos con Vasco (en alusión al importante duelo con su equipo, el Vasco da Gama de Río de Janeiro)", dijo en un principio, buscando excusarse. Sin embargo, dijo lo suyo: "Yo siempre quiero que gane la Selección, no me importa quién hace los goles. Cada uno se hace cargo de sus declaraciones".

Vale recordar que López y Messi fueron compañeros en Barcelona y mantienen una buena relación. Y Maxi y Mauro, aunque intentan sostener un vínculo armónico habiendo niños de por medio, de tanto en tanto dejan salir a la luz un cortocircuito.

SEGUÍ LEYENDO: