Maxi López intentó exhibir otra faceta en una entrevista que le brindó a Globoesporte. El delantero, de 34 años, se encuentra en Vasco da Gama, equipo que se encuentra en el puesto 18 del Brasileirao. Y lleva convertidos siete goles. En el elenco carioca parece haber encontrado confianza.

Por eso, el atacante surgido de River se mostró suelto e histriónico. Se animó a probar sus dotes para el baile, hizo gala ante la cámara de los tatuajes de los hijos que tuvo con Wanda Nara: Benedicto, Constantino y Valentino. Y respondió cuando lo consultaron cómo es su relación actual con Mauro Icardi, pareja de su es esposa y, en el pasado, su amigo y protegido.

Desde que el delantero del Inter y la Selección comenzó su relación con la modelo y representante, se sucedieron los cortocircuitos, con mensajes mediáticos y a través de las redes sociales. Transcurrido el tiempo y con chispazos esporádicos, ¿cómo se llevan hoy los futbolistas?

"No tengo relación con él. Es el marido de mi ex mujer, entonces sólo tengo relación con mis hijos", fue contundente, subrayando que la guerra fría todavía no terminó.

SEGUÍ LEYENDO: