Pablo Pérez no disputó el último Superclásico en la Bombonera (Alejandro Santacruz/JR)
Pablo Pérez no disputó el último Superclásico en la Bombonera (Alejandro Santacruz/JR)

La herida por la derrota en el último Superclásico todavía está abierta, aunque Pablo Pérez no ve la posibilidad de disputar la final de la Libertadores como una revancha. Sí aclaró: "Me gustaría jugar con River. Me gusta esa clase de partidos, a matar o morir. Sería histórico, ojalá se dé".

El mediocampista xeneize aceptó que el equipo de Guillermo Barros Schelotto no dejó una buena imagen en la caída con el Millonario y la eliminación con Gimnasia La Plata en Copa Argentinal y se refirió a las críticas exageradas: "De vez en cuando parecemos criminales porque jugamos mal o perdemos un partido. A algunos les llega más y a otros menos. A la hora de jugar al fútbol no lo estamos haciendo bien, pero estamos siendo inteligentes".

Pérez argumentó que la presión que existe en Boca no la tolera cualquier jugador y que esa es la razón por la que disminuye la calidad de juego circunstancialmente. Con experiencia (33 años), aseguró conocer las consecuencias de ganar y perder un clásico: "Trato de hacer oídos sordos y no darle tanta importancia a lo que se dice y le hace mal al jugador. Asumimos las responsabilidades y seguimos trabajando. Pudimos levantar con Cruzeiro que era mucho más difícil; eso también es meritorio".

¿Cuál es la fórmula para levantar la Copa? "No cometer errores, saber que no nos pueden hacer goles en cancha de Boca. Si te convierten de local, prácticamente estás afuera. Entonces debemos ser inteligentes", opinó.

Por último, el referente azul y oro expuso su idea de equilibrar el buen juego con la inteligencia: "Hay equipos que juegan muy bien al fútbol pero cometen errores tontos y pierden los partidos. Pero a veces se descuida jugar al fútbol. En estas instancias de Copa no hay que cometer errores y dedicarse a jugar un poquito más porque tenemos buenos jugadores para hacerlo".

SEGUÍ LEYENDO