A los 27 minutos del primer tiempo del encuentro entre River e Independiente se originó la jugada más polémica.

Javier Pinola despejó una pelota en defensa y con el mismo envión se llevó puesto a Martín Benítez con la pierna en alto. El árbitro dejó seguir y luego, tras consultar al VAR, entendió que hubo choque casual.

Grueso error del árbitro brasileño Anderson Daronco y también de su compatriota a cargo del VAR, Wilton Sampaio y su supervisor, el chileno Néstor Mondria.

Fue una entrada de una fuerza excesiva, sin tener cuidado con el físico del adversario. Clara falta con identidad de penal y roja por ese planchazo.

SEGUÍ LEYENDO: