El duelo histórico entre River e Independiente por la Copa Libertadores contó con un recibimiento a su altura. En la semana, desde la subcomisión del club local se encargaron de organizar una impactante bienvenida al equipo.

Temprano, se colocaron cientos de tiras que fueron colgadas desde el punto más alto de las tribunas laterales hasta el más bajo, y que fueron retiradas una vez iniciado el encuentro.

Además, desde las afueras del estadio Monumental explotaron decenas de fuegos artificiales y bombas de estruendo para sumarle más sonido al ensordecedor aliento que emergió desde todas las gradas.

Por otra parte, para evitar la utilización de bengalas, los hinchas iluminaron el estadio con las luces de los celulares que generaron un efecto sensacional.

El cruce entre River e Independiente por los cuartos de final de la Copa Libertadores es trascendental. En la ida igualaron 0-0, por lo que un empate con goles o un triunfo les da la clasificación a los de Holan. Los de Gallardo están obligados a ganar, porque un nuevo 0-0 estiraría la definición al alargue.

Seguí leyendo: