Tras un sufrido partido cargado de polémicas, Julio Velasco explotó en la histórica victoria de Argentina sobre Polonia, correspondiente a la segunda fase del Mundial de vóley, y protagonizó un furioso festejo.

Tras igualar 2-2 en sets, el tiebreak se vivió de manera caliente luego de que el juego se viera detenido dos veces por petición de challenge por parte de los polacos. El árbitro, de manera discutible, tomó decisiones polémicas que perjudicaron a los albicelestes.

El marcador llegó a mostrar tres match points (14-11) a favor de los últimos campeones del mundo. Sin embargo, este contexto no pudo con la fortaleza del equipo nacional, que dio vuelta el resultado y se impuso con un agónico 16-14 en el último set.

Con la victoria en el bolsillo, el DT argentino, aún atravesado por el enojo que provocaron en él las resoluciones por parte del juez de silla, celebró de manera desmedida la hazaña.

En las imágenes se puede ver a Velasco salir corriendo de alegría por el resultado obtenido y realizar el gesto de "corte de manga".

De esta manera, el elenco argentino se quedó con el primer partido de la segunda fase y mañana (desde las 11) las se enfrentará a Serbia con el objetivo de clasificarse a la tercera etapa.

Seguí leyendo: