El partido que Boca Juniors y Talleres de Córdoba disputaron en la Bombonera por la primera fecha de la Superliga tuvo una gran polémica sobre los 26 minutos del segundo tiempo. El local ganaba por 1-0 por un gol de Cristian Pavón en la primera parte y el árbitro Facundo Tello se equivocó al no sancionar un penal favorable a los visitantes.

Ante la desventaja, Talleres se fue en busca del empate y Juan Ramírez probó con un remate desde la medialuna que rebotó en la mano de Pablo Pérez y que luego rechazó el arquero Esteban Andrada.

El jugador de Boca tuvo la intención de tapar el envío girando y ampliando su volumen intencionalmente con todo el cuerpo. Así, el balón le pegó en la mano.

Pérez buscaba que la pelota no pasara y lo logró. Fue penal.

Sin embargo, aunque se hubiese sancionado el penal, el mediocampista no habría sido amonestado debido a la nueva regla que establece que el árbitro ya no debe mostrar la tarjeta amarilla cuando se cobra la falta.

Un penal hubiese significado una gran oportunidad para Talleres de encontrar la igualdad. El error de Tello en la interpretación se lo impidió. Así, el conjunto de Juan Pablo Vojvoda se fue de la Bombonera con una derrota.

SEGUÍ LEYENDO: