Argentina tuvo una pésima labor ante España y dejó mucha preocupación (AP)
Argentina tuvo una pésima labor ante España y dejó mucha preocupación (AP)

Los tantos de España fueron clavándose como dagas: el primer tiempo terminó de forma ajustada por el descuento de Nicolás Otamendi, pero en el complemento vino el vendaval.

A los 12 minutos, Diego Costa molestó en la salida a Giovani Lo Celso, Andrés Iniesta anticipó a Javier Mascherano y la pelota le quedó a Isco, quien asistió a Costa con un delicioso caño ante Nicolás Otamendi. Fabricio Bustos no llegó a cerrar al delantero del Atlético Madrid y Sergio Romero, quien se lesionó la rodilla derecha en esa jugada, no pudo achicar a tiempo.

Con Wilfredo Caballero ya en cancha, la última línea albiceleste quedó mal parada ante un desborde por derecha. El centro atrás descolocó a Otamendi y fue Isco, a los 27 minutos, el que llegó antes que Bustos por el segundo palo, para aumentar la diferencia a favor del equipo de Julen Lopetegui.

Los europeos arrancaron el complemento arriba por la mínima, pero nuevamente estirarían la ventaja. Iniesta vio acelerar en la ofensiva a un Iago Aspas que dejó expuesto a Marcos Rojo, dejó en el camino a Caballero y aguardó por la llegada de Isco, quien definió al primer palo a los 7 minutos de la segunda mitad.

Pero habría más. Otra vez por derecha comenzaría la jugada de la conquista española: pase a la puerta del área grande, donde Aspas y Thiago Alcántara, quien sometió al arquero argentino, doblegaron a Otamendi. Iban 10 minutos. Rojo quedó desacomodado y llamó la atención la pasividad de Mascherano y Banega, a la vez que Biglia (relevando a Bustos, que volvía) no logró cubrir.

El quinto tanto de Iago Aspas (a los 28 minutos), exhibió la paupérrima labor defensiva argentina: David De Gea se percató de que los centrales rivales estaban en cualquier parte y lanzó un pelotazo frontal para su compañero, que definió por abajo de un Caballero desprotegido.

Sampaoli tendrá poco más de dos meses para definir la lista mundialista (AP)
Sampaoli tendrá poco más de dos meses para definir la lista mundialista (AP)

La estocada final tuvo lugar un minuto más tarde, a los 29, en los pies de Isco, la gran figura en el Wanda Metropolitano. La estrella del Real Madrid combinó con Aspas y sacó un derechazo fulminante contra el palo derecho de Wilfredo. Fue el golpe de nocaut.

De las certezas con las que se había ido Sampaoli de Manchester tras la victoria ante Italia, a las dudas que se le generaron con esta derrota histórica.

SEGUÍ LEYENDO