La polémica instalada en la semana sobre la posibilidad de que hinchas de River aparezcan "infiltrados" en las tribunas de Lanús para ver el partido de vuelta de la semifinal de la Copa Libertadores terminó repercutiendo en las horas previas al partido con un violento método de identificación.

Según pudo constatar Infobae, un grupo reducido de fanáticos del Granate se paró en uno de los portones de acceso de la popular del Estadio Ciudad de Lanús-Néstor Díaz Pérez e hizo pasar por una especie de examen a las personas que llegaban al sitio.

Los hinchas exigieron que mostraran algo de Lanús a los simpatizantes que fueron arribando para demostrar su identificación con la entidad local. En caso contrario, lo obligaban a retirarse.

En ese contexto, se pudieron visualizar algunos incidentes aunque rápidamente intercedieron los efectivos de Policía en el lugar para evitar que continúe ocurriendo esta situación.

Así y todo, tres hinchas de River terminaron en el Hospital Vecinal de Lanús, uno de ellos con traumatismo de cráneo.

Cabe destacar que en las últimas horas se posicionó una polémica sobre el expendio de entradas ya que varios simpatizantes de River aprovecharon la venta de tickets para "no socios" y sacaron su ingreso al estadio de Lanús, a pesar de estar inhabilitada la presencia de visitantes.

LEA MÁS: