El mundo deportivo ruso quedó conmovido tras la brutal agresión de una adolescente a otra durante un partido de handball. Christina Kotolup perdió la cordura y le dio un pisotón en la cabeza a Alexandra Pustokhina, quien estaba en el piso después de haber recibido una infracción.

La agresora, perteneciente a la selección de Rostov, fue expulsada y sancionada con tres partidos, provisoriamente (la pena podría ser aumentada). La jugadora del equipo de Moscú tuvo que ser asistida y salió de la cancha después del fuerte golpe.

Este violento episodio se registró durante un cotejo válido por el campeonato nacional de menores, en la categoría Sub 17.

LEA MÁS: