El equipo fundador de Booster Agro. Foto: Gentileza Marcos Alvarado.
El equipo fundador de Booster Agro. Foto: Gentileza Marcos Alvarado.

Marcos Alvarado es fundador de Booster Agro, start-up que lanzó una app gratuita que brinda información agrometeorológica precisa, pensada para el pequeño productor. La aplicación procesa grandes cantidades de datos de 6 fuentes de pronósticos meteorológicos globales en tiempo real, para brindarle al usuario el detalle de humedad relativa, lluvia, vientos, temperatura y presión atmosférica específicos para su campo.

Alvarado dio los primeros pasos en este proyecto junto con su socio, Sebastián Galdeano, y más tarde se sumó su hermano, Tomás Alvarado. "Nosotros somos de Saladillo, provincia de Buenos Aires. Nuestras familias estaban dedicadas al agro, pero después cada uno siguió su carrera. Sebastián es ingeniero en Sistemas, yo hice Administración de Empresas y mi hermano, Administración Agropecuaria, así que juntamos tres pilares complementarios para lanzarlo", explica a DEF.

La app, que ya cuenta con más de 25 mil usuarios en varios países de la región, tiene como objetivo otorgar información precisa para cada productor y permitirle así tomar mejores decisiones y reducir pérdidas.

La app es utilizada por más de 25 mil productores. Foto: Gentileza.
La app es utilizada por más de 25 mil productores. Foto: Gentileza.

-¿Qué es Booster Agro?
-Es una aplicación agrometeorológica de Big Data, hoy utilizada por más de 25 mil productores, que les permite tener información sobre el clima e información agronómica para poder tomar mejores decisiones en sus campos. La información es en tiempo real y funciona muy bien con baja señal y poca cobertura de celular, algo que es elemental para nuestros usuarios.

Booster Agro provee 5 variables agrometeorológicas.
Booster Agro provee 5 variables agrometeorológicas.

-¿Qué información puntual ofrece la app?
-Hoy provee 5 variables: humedad relativa, lluvia, vientos, temperaturas máximas, mínimas y en promedio, y presión atmosférica.

-¿De dónde son sus usuarios?
-El 80 % del tráfico es de Argentina, el 10 % de Brasil, un 7 % de Uruguay y después le siguen México, Bolivia y Paraguay.

-¿Cómo fueron los comienzos de la app?
-Arrancamos en 2016 con las primeras pruebas beta. Habíamos detectado una necesidad entre los productores, que era que no tenían buenos predictores de clima. Para hacer un asado o para jugar el fútbol, te puede fallar el pronóstico y no es tan grave, pero para un productor agropecuario, si le dicen que no va a llover y sembró tres días antes de que cayeran 45 mm, puede llegar a perder entre el 30 y el 40 % de la siembra, lo que implica pérdidas altísimas, de entre 10 y 15 mil dólares. Los productores necesitaban tener mejor información al resepecto.

-¿Cuántas fuentes usan y qué cantidad de datos procesan?
-Son 6 fuentes de clima y procesamos por día casi 10 millones de requests, es decir, les pedimos a cada una de estas fuentes 10 millones de consultas de clima por día. Después procesamos toda esta información en Amazon y ahí mismo en milisegundos llega la información exacta en la latitud y longitud que se necesita, en tiempo real.

-¿Cómo es el vínculo que tienen con las fuentes de información?
-Son pagas. Su modelo de negocio es justamente este, venden a terceros que después lo empaquetan en aplicaciones o webs. Solo una es pública, de Noruega, que es muy buena para las lluvias.

-¿Cómo protegen los datos y la privacidad de los usuarios?
-Hay términos y condiciones para los usuarios que se registran en Booster. Toda la información que ellos arrojen es propia del usuario, si decide eliminar la cuenta, puede cortar todos esos datos y llevarse su información.

Las recomendaciones de los propios productores, el boca a boca, es clave para el crecimiento de Booster Agro. Foto: Getty.
Las recomendaciones de los propios productores, el boca a boca, es clave para el crecimiento de Booster Agro. Foto: Getty.

-¿Qué rol jugaron los productores para terminar de definirlo? ¿Hubo un intercambio con ellos?
-Hablamos mucho con los usuarios, que son justamente los productores, y lo seguimos haciendo. El promedio de edad de nuestros usuarios es de 60 años, entonces, la app tiene que ser muy sencilla, para que la entiendan todos. En verdad, casi que terminó siendo hecha por los productores para ellos mismos, porque los 25 mil usuarios se lograron a partir de escucharlos más. El producto empezó a recomendarse en el campo, por el boca a boca. Hoy el crecimiento de nuestro tráfico es orgánico, tenemos 3 mil usuarios nuevos por mes.

-¿Hubo algún obstáculo o aprendizaje que los haya marcado en este proceso?
-Sí. Al principio, como cualquier emprendedor, nos equivocamos, y después, con el tiempo, nos dimos cuenta de que era necesario escuchar más, analizar eso que escuchábamos, para determinar las necesidades que tenían los productores y ver de qué forma solucionar mejor sus problemas. Empezamos haciendo un promedio de vientos a partir de cada una de las fuentes y ofrecíamos un pronóstico propio que se nutría de cada fuente, era un agregado de varias cosas. Ese pronóstico no funcionó, nos decían: "Mirá, para tener una app más de clima, no me sirve". Ahí decidimos hablar de vuelta con los productores, dejar de asumir cosas. Les preguntamos: "Y si desagregamos las fuentes y además de dar el promedio, mostramos las fuentes por separado, ¿les daría valor?" Y nos dijeron: "Sí, desinstalaríamos las otras cuatro apps que tenemos". Y así nos convertimos en El Trivago del clima.

-¿Cómo lograron el financiamiento necesario para llevar adelante el proyecto?
-La empresa se financia con fondos de inversión. Hasta el momento, ya levantó 500 mil dólares de capital inversor de un fondo americano, de un fondo alemán y de un grupo de ángeles inversores del agro local.

Al principio, como cualquier emprendedor, nos equivocamos, y después, con el tiempo, nos dimos cuenta de que era necesario escuchar más, analizar eso que escuchábamos, para determinar las necesidades que tenían los productores

-¿Cuántas personas trabajan en Booster Agro en la actualidad?
-Somos siete, un desarrollador de Android, uno de Iphone, uno de la aplicación web, un diseñador gráfico. También hay una persona que se dedica exclusivamente a data science. A todos estos datos que arrojamos y que a la vez obtenemos, necesitamos sistematizarlos para sacarles provecho. Hoy armamos mapas, que son muy importantes, porque nuestro modelo de negocio para un poco por ahí… A las empresas de agro les cuesta saber qué está pasando en el campo, porque las distancias son grandes, porque hay distintos tamaños de agro, porque es muy caro para ellos mandar 200 agentes al campo para ver si llovió o granizó. Esto ofrece captar los datos de forma ilimitada en tiempo real. Esos mapas los estamos elaborando con esta persona.

-¿Cómo se hace, siendo un pequeño emprendedor, para sacar provecho de las potencialidades de Big Data?
-Lo primero es entender la necesidad del usuario. Podés tener todas las herramientas y la pólvora, pero si después eso no termina solucionando el problema de alguien, no sirve.
Hay que tener en claro cuál es el problema a solucionar y después definir desde qué fuentes se va a obtener la solución. Hoy en Internet están todas las fuentes de información, públicas y privadas, y se consigue financiación. El desafío más grande está en encontrar la necesidad real y puntual, y después saber cómo darle respuesta, no solamente si se va a hacer a través de una app o de una web, o un SMS, sino en focalizarse en cómo llegar a cada usuario. La start-up tiene que hacer todo, procesar esos datos, todo, y darle la información al usuario de la forma más sencilla posible, lo difícil queda adentro.

-¿Qué planes tienen a futuro?
-La idea es seguir agregando capas de información que resuelvan necesidades. Ahora nos interesan los seguros climáticos. Generalmente, un productor asegura sus autos, sus camiones y sus cultivos con la agencia de seguros local de siempre, y no tiene información de la oferta, de a qué otras pólizas podría acceder para poder comparar y mirar más información para tener una mejor perspectiva. Estamos desarrollando un sistema por el que en 30 segundos el productor va a poder enviar información del cultivo y el rodado que quiera asegurar y le responderemos con las cotizaciones de seis compañías distintas. Ya estamos haciendo pruebas en el oeste de la provincia de Buenos Aires. Planeamos lanzar esto en un mes y medio, el productor podrá mandar un whatsapp con el cultivo y las hectáreas a asegurar y automáticamente le responderemos con las cotizaciones. Tenemos un laboratorio donde experimentamos distintas cosas, esta es una.