Con medidas de seguridad, reabrieron los grandes museos españoles

Los museos Del Prado, Reina Sofía y Thyssen, entre otros, ya pueden ser visitados. Cuáles fueron las medidas tomadas para recorrer los espacios culturales en la “nueva normalidad”

Se baja el telón: los museos españoles vuelven a abrir sus puertas (REUTERS/Juan Medina)
Se baja el telón: los museos españoles vuelven a abrir sus puertas (REUTERS/Juan Medina)

Con la apertura del Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen, los tres espacios insignia de Madrid, que reabrieron sus puertas después de casi tres meses, comienza el proceso de reconstrucción cultural que España deberá poner en marcha para uno de los sectores más golpeados por la pandemia.

El Museo del Prado se adapta a la nueva normalidad

Los tres grandes museos madrileños habían cerrado sus puertas el pasado 11 de marzo y volvieron a funcionar ahora para el público con un límite de un tercio de asistencia y la sugerencia de comprar las entradas por sus respectivas páginas web, aunque durante el fin de semana el ingreso es gratuito.

Un empleado junto a algunas pinturas mientras el museo del Prado se reabre al público bajo estrictas medidas de distancia social en Madrid, (REUTERS/Juan Medina)
Un empleado junto a algunas pinturas mientras el museo del Prado se reabre al público bajo estrictas medidas de distancia social en Madrid, (REUTERS/Juan Medina)

En España rige el estado de alarma hasta el 21 de junio, con lo que la movilidad entre regiones está limitada, y será recién después de esa fecha cuando empiecen a llegar gradualmente los primeros turistas de la Unión Europea (UE).

Un hombre observa "Cabeza de mujer llorando con pañuelo (III)" de Picasso en el Sofia Museum (EFE/ Chema Moya)
Un hombre observa "Cabeza de mujer llorando con pañuelo (III)" de Picasso en el Sofia Museum (EFE/ Chema Moya)

Para acceder a ellos no hay un protocolo único, aunque en todos es obligatorio ingresar con tapaboca: en El Prado se toma la temperatura corporal en la entrada (está prohibido ingresar si se supera los 37,5 grados) y no hay venta de tickets en taquilla, mientras sí la hay en el Reina Sofía y el Thyssen. Los tres museos promocionan hasta septiembre un precio reducido.

Un visitante mira la obra de Pablo Picasso "Guernica" mientras el museo Reina Sofía reabre al público en Madrid (REUTERS/Juan Medina)
Un visitante mira la obra de Pablo Picasso "Guernica" mientras el museo Reina Sofía reabre al público en Madrid (REUTERS/Juan Medina)

La otra norma general en estos museos es que avanzaron en la digitalización, con lo que ya no hay folletos en papel sino que los se deben bajar a través de una App, para leer las obras a través de códigos QR.

Los tres grandes museos madrileños adoptaron las medidas de seguridad necesarias para garantizar la distancia social y la higiene, con geles, felpudos, señales en el suelo o el cierre del guardarropas, pero El Prado fue el que, además, reformuló su propuesta expositiva.

Los músicos se presentan junto a las obras del pintor español Diego Velázquez en la reapertura del Prado (REUTERS/Juan Medina)
Los músicos se presentan junto a las obras del pintor español Diego Velázquez en la reapertura del Prado (REUTERS/Juan Medina)

Bajo el título Reencuentro, el museo reabre para recibir a un máximo de 1.800 personas al día con un montaje inédito y espectacular de sus obras más emblemáticas como los Saturno de Goya y Rubens o Las Meninas y Las Hilanderas, con la Galería Central del museo, un amplio espacio arquitectónico bañado con luz natural, como columna vertebral del recorrido.

Detalle de la obra "El triunfo de la Muerte" del artista flamenco Pieter Brueghel el Viejo expuesto en el Museo del Prado en Madrid, durante su reapertura (EFE/Mariscal)
Detalle de la obra "El triunfo de la Muerte" del artista flamenco Pieter Brueghel el Viejo expuesto en el Museo del Prado en Madrid, durante su reapertura (EFE/Mariscal)

El montaje, compuestos por 249 obras -de las 1.714 expuestas normalmente- supuso la reubicación de 190 piezas en un total de 16 salas, con la idea a de evocar la “museografía existente cuando el Prado abrió sus puertas por primera vez”, hace 200 años.

Para acceder a ellos no hay un protocolo único, aunque en todos es obligatorio ingresar con tapaboca (REUTERS/Juan Medina)
Para acceder a ellos no hay un protocolo único, aunque en todos es obligatorio ingresar con tapaboca (REUTERS/Juan Medina)

A nivel expositivo, las piezas están dispuestas como en el siglo XIX, en un espacio diáfano que permite una circulación más fluida y de forma unidireccional, adaptándose a las exigencia sanitarias y permitiendo una experiencia más íntima.

El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes (d), que visita el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza con motivo de su director, Guillermo Solana, junto al retrato del barón realizado por Lucian Freud (EFE/Mariscal)
El ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes (d), que visita el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza con motivo de su director, Guillermo Solana, junto al retrato del barón realizado por Lucian Freud (EFE/Mariscal)

En el caso del Museo Reina Sofía, las modificaciones son más bien espaciales, ya que el público -938 máximo-solo tendrá acceso a la segunda planta del edificio, donde se encuentran algunas de sus obras o artistas más reclamados, como el Guernica, Miró, Salvador Dalí, Buñuel, Ángeles Santos o Juan Muñoz.

Personas hacen fila mientras esperan para entrar en el museo Reina Sofía tras la reapertura al público, en Madrid (REUTERS/Juan Medina)
Personas hacen fila mientras esperan para entrar en el museo Reina Sofía tras la reapertura al público, en Madrid (REUTERS/Juan Medina)

La muestra expuesta cubre un total de 300 piezas -en 22 salas-, y como novedad, se han incorporado dos obras del artista más emblemático del surrealismo español: Ángelus arquitectónico de Millet (1933) y El hombre invisible (1929-1932).

“La inevitable disminución de la afluencia de público va a posibilitar un cambio en la experiencia estética al gozar de una visita más tranquila, que permitirá mantener una forma más íntima y personal de interactuar con las obras”, explican los responsables del museo, que con un sistema automático puede contabilizar cuánto personas hay dentro del edificio.

La otra norma general en estos museos es que avanzaron en la digitalización, con lo que ya no hay folletos en papel (REUTERS/Juan Medina)
La otra norma general en estos museos es que avanzaron en la digitalización, con lo que ya no hay folletos en papel (REUTERS/Juan Medina)

Con menos cambios, el Thyssen reabre para 1.200 personas ofreciendo su colección permanente al completo y su última exposición temporal, Rembrandt y el retraso en Ámsterdam 1590-1670, que cerró semanas después de su inauguración por el coronavirus.

El primer gran museo que reabrió en España tras la emergencia sanitaria del coronavirus fue el Guggenheim de Bilbao, el 1 de junio.

Una violinista toca frente a 'Las Meninas' de Velázquez (REUTERS/Juan Medina)
Una violinista toca frente a 'Las Meninas' de Velázquez (REUTERS/Juan Medina)

También el Macba (Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona) recuperó la actividad el pasado miércoles, con similares medidas de seguridad, que también incluyen desinfecciones frecuentes, y extendiendo sus propuestas virtuales, como el ciclo de conciertos “Distancias a fin de mes”.

Con información de Télam

SIGA LEYENDO



Últimas Noticias

MAS NOTICIAS