Dan Brown, el autor best seller norteamericano, autor de Ángeles y demonios (2000), El código Da Vinci (2003), El símbolo perdido (2009) e Inferno ( 2013) vuelve a entretener y hacer pensar a los lectores con una nueva aventura en la que la religión, la ciencia y el estudio de lo oculto se entremezclan, esta vez en tierras españolas. En Origen (Planeta), que ya se consigue en librerías, el profesor de simbología e iconografía religiosa de Harvard Robert Langdon sigue las pistas de un misterio religioso que ha sido investigado por un ex alumno suyo, el joven multimillonario Edmond Kirsch, y que lo llevará a la conmovedora revelación sobre el origen y el destino de la humanidad. Brown vuelve a cuestionar el relato tradicional sobre el comienzo de la vida a través de sus personajes: además de acusar al Islam por socavar el pensamiento científico, asegura que debido a la persecución de mentes científicas brillantes por parte de la Iglesia Católica, la humanidad retrasó al menos en 100 años su progreso.

En los capítulos 17 y 20 de la novela, durante un encuentro en el Museo Guggenheim de Bilbao al que acuden invitados por Kirsch, cientos de invitados están recostados sobre unas mantas, mirando la cúpula estrellada. Es allí donde, ante la atención absoluta de los participantes del evento en el que habrá un anuncio trascendental sobre la historia de la humanidad, hablan Langndon y Kirsch. Aquí reproducimos algunas de las fuertes frases que pronuncian los expertos protagonistas de la historia.

*"Los antiguos mantenían con el universo una relación de asombro, especialmente respecto a los fenómenos que no podían comprender de forma racional. Para resolver esos misterios, crearon un vasto panteón de dioses y diosas que explicaban todo aquello que estaba más allá de su comprensión: los truenos, las mareas, los terremotos, los volcanes, la infertilidad, las plagas o incluso el amor".

*"Los primeros griegos atribuían las mareas del océano a los cambios de humor de Poseidón".

*"El paso estacional al invierno se debía a la tristeza que sentía el planeta por la estancia anual de Perséfone en el inframundo".

*"Para los romanos, los volcanes eran el hogar de Vulcano, el herrero de los dioses, y la gran fragua a los pies del volcán en la que éste trabajaba era la causante de las llamas que escupía".

*"Los antiguos inventaron a incontables dioses para explicar no solo los misterios del planeta sino también los de sus propios cuerpos".

*"La infertilidad estaba causada por la pérdida del favor de la diosa Juno. El amor era el resultado de las maniobras de Eros. Las epidemias se debían a un castigo de Apolo".

*"Incontables dioses suplían incontables lagunas. Sin embargo, con el transcurrir de los siglos el conocimiento científico fue en aumento".

*"Y, a medida que las lagunas de nuestro conocimiento del mundo natural iban disminuyendo, nuestro panteón de dioses fue encogiéndose".

*"Por ejemplo, cuando averiguamos que las mareas estaban causadas por los ciclos lunares, el dios marino dejó de ser necesario, de modo que pasó a considerarse un mito ridículo de una época supersticiosa".

*"Como saben, todos los dioses sufrieron el mismo destino. Uno a uno, fueron muriendo a medida que iban perdiendo relevancia para nuestros intelectos cada vez más cultivados".

*"Pero no se llamen a engaño. Estos dioses no desaparecieron dócilmente en la apacible noche".

El escritor Dan Brown vendió más de 200 millones de ejemplares en la última década
El escritor Dan Brown vendió más de 200 millones de ejemplares en la última década

*"Para las culturas supone un proceso penoso abandonar a sus deidades. Las creencias espirituales están profundamente arraigadas en nuestras mentes, pues nos las inculcaron cuando éramos pequeños aquellos que más amamos y en quienes más confiamos: nuestros padres, nuestros maestros o nuestros líderes espirituales. Así pues, los cambios religiosos tardan varias generaciones en producirse y suelen provocar un gran malestar y, con frecuencia, también derramamientos de sangre".

*"¡Zeus…! El dios de todos los dioses. La más temida y reverenciada de todas las divinidades paganas. Zeus más que ningún otro resistió su propia extinción y presentó batalla para evitar la muerte de su propia luz tal y como habían hecho los dioses a los que él mismo había reemplazado".

*"Sus seguidores se resistían tanto a abandonar a su dios que la victoriosa fe del cristianismo no tuvo más remedio que adoptar su rostro para representar la imagen de su nuevo dios".

*"Hoy en día ya no creemos en historias como las de Zeus, un chico criado por una cabra y que debía su poder a unas criaturas de un solo ojo llamadas "cíclopes". Para nosotros, estos cuentos no son más que mitos; relatos folclóricos de ficción que nos proporcionan una entretenida muestra de nuestro supersticioso pasado".

*"¡Ahora las cosas son distintas! ¡Más avanzadas! Hemos evolucionado intelectual y tecnológicamente. Ya no creemos en herreros gigantescos que trabajan a los pies de un volcán ni en dioses que controlan las mareas o las estaciones. No tenemos nada que ver con nuestros ancestros".

*"¿O tal vez sí? Nos consideramos a nosotros mismos individuos modernos y racionales, sin embargo, la religión más extendida de nuestra especie incluye toda una serie de premisas mágicas: humanos que regresan de forma inexplicable de entre los muertos, vírgenes que dan a luz milagrosamente, vengativos dioses que envían plagas e inundaciones, promesas místicas de una vida de ultratumba en cielos de nubes esponjosas o en infiernos en llamas".

Museo Guggenheim de Bilbao, donde transcurre parte de la novela de Brown. El museo fue diseñado por Frank Gehry.
Museo Guggenheim de Bilbao, donde transcurre parte de la novela de Brown. El museo fue diseñado por Frank Gehry.

*"Creo que, al examinar nuestras tradiciones actuales, las futuras generaciones concluirán que estamos viviendo una época de supersticiones. Para argumentarlo, les bastará con señalar creencias como la de que hemos sido creados divinamente en un jardín mágico, o que nuestro omnipotente creador exige que nuestras mujeres se cubran la cabeza, o el hecho de que nos arriesguemos a sufrir graves quemaduras para honrar a nuestros dioses".

*"¿Cómo es posible que la mente humana sea capaz de realizar los análisis más lógicos y, sin embargo, nos permita al mismo tiempo aceptar creencias religiosas que deberían venirse abajo ante el menor escrutinio racional?"

*"Históricamente, el fervor religioso siempre ha procurado impedir el progreso científico, de modo que esta noche imploro a los líderes religiosos de todo el mundo que reaccionen con moderación y tolerancia ante lo que voy divulgar. Por favor, no repitamos los violentos episodios acaecidos a lo largo de la historia. No cometamos los mismos errores de nuestro pasado".

*"En el siglo VIII la ciudad de Bagdad se convirtió en el mayor centro académico del mundo, y sus universidades y bibliotecas acogían todas las religiones, las filosofías y las ciencias. Durante quinientos años, los avances científicos realizados en esta ciudad no tuvieron parangón, y su influencia todavía puede percibirse en el mundo de hoy en día".

*"Más de dos tercios de las estrellas fueron descubiertas por astrónomos del mundo árabe, de modo que hoy en día aún poseen un nombre en ese idioma. Y, por supuesto, si queremos contarlas… No usamos números romanos, sino arábigos.

Dan Brown (Getty)
Dan Brown (Getty)

*"A finales del siglo XI, los principales avances científicos del mundo tenían lugar en Bagdad y sus alrededores. Luego, casi de un día para el otro, eso cambió. Un brillante erudito llamado Hamid al-Ghazali, hoy en día considerado uno de los musulmanes más influyentes de la historia, escribió una serie de persuasivos textos que cuestionaban la lógica de Platón y Aristóteles y calificaban las matemáticas de 'filosofía del diablo'. Esto marcó el inicio de una serie de acontecimientos que socavaron el pensamiento científico. El estudio de la teología se volvió obligatorio y, finalmente, todo el movimiento científico islámico desapareció".

*"La revelación sustituyó a la investigación. Y, a día de hoy, el mundo científico islámico todavía está intentando recuperarse. Por supuesto, al cristiano no le ha ido mucho mejor".

*"El sistemático asesinato, encarcelamiento y denuncia de algunas de las mentes científicas más brillantes de la historia que ha llevado a cabo la Iglesia católica a lo largo de los siglos ha retrasado al menos en cien años el progreso de la humanidad. Afortunadamente, gracias a que comprendemos mejor los beneficios de la ciencia, hoy en día la Iglesia ha moderado sus ataques…"

 

LEA MÁS:

________________

Vea más notas de Cultura