Inés Acevedo: "Me gusta escribir hasta la lista de las compras"

En diálogo con Infobae, la autora de "JA JA JA" (Mansalva) habló de su pulsión por la escritura y de la manera en que comenzó a hablar en sus narraciones cada vez más de sí misma. Cómo su narrativa pasó de la ciencia ficción a cierto estilo de realismo.

Licenciada en Letras y codirectora de la editorial digital La Colección, así se presenta Inés Acevedo. Interesada en escribir sobre la infancia, acaba de sacar un libro de cuentos bajo el título JA JA JA, publicado por Mansalva.  Considera muy importante el valor de la risa como efecto en lo que escribe.

Con un espíritu libre, ha publicado en paralelo la novela Quedate conmigo (Marciana), en la que muestra un mundo de aventuras totalmente inesperado con personajes fuera de lo normal, como un perro extraterrestre. La niña protagonista, Tatiana, ve caer un supuesto meteorito en el entorno rural de su hogar y así comienza el relato. La novela tiene mucho de Tom Sawyer y Stranger Things. Situada en la década de 1990, trata del amor, la amistad y el final de la infancia.

Joven e innovadora -con una editorial de ebooks de literatura contemporánea argentina-, Acevedo logra plasmar en cada historia una cuota de su personalidad y de su vida, que atrapa página a página a quien la lee.

—¿Hay alguno de tus dos recientes libros que te guste más o con el que te sientas más identificada?

—Sí. Hay uno que me gusta más. Me recritican por decirlo pero uno es un libro de cuentos y el otro es una novela. Le tengo más cariño al libro de cuentos. Que me perdone mi editor pero es porque me llevaron más tiempo hacerlos, nada más. Me gustan los dos pero el libro de cuentos son 20 años casi de escritura. El último cuento de ese libro lo escribí a los 15 años. Y ahora tengo 34.

—Me imagino que hay un cambio también en la escritura y en el pensamiento…

—Sí. Totalmente. Porque es como un abanico que recorre toda mi vida y los primeros cuentos que están en el libro los escribí el año pasado. Hablan de mi vida ahora y por ahí, de los 18 o 20 años. Tenían más fantasía pero son totalmente diferentes.

—¿Qué cosas cambiaron luego de escribir ambas historias?

—Empecé a hablar más de mi vida, me animé a hablar más de mi privacidad.

—¿Antes cuidabas más tu vida privada?

—No la nombraba. Hacía personajes. Hablaba del personaje de una mujer y después empecé a hablar en primera persona. Al principio me gustaba mucho la ciencia ficción, entonces eran todas más cosas no reales. Ahora son todas de la vida real.

—¿Por qué titulaste el libro de cuentos JA JA JA?

—Hay muchas razones pero la principal es que la gente se ríe mucho cuando lee mis cuentos. A mí también me gusta reírme, me dan ganas de reírme y en determinado momento tuve muchas ganas de escribir un cuento que se llamara JA JA JA por las ganas de reírme que tenía. Y al final, decidí ponerle ese título al libro.

—¿Hay algo en particular que te dé risa?

—Siempre quiero reírme de cualquier cosa, todo me parece gracioso. Las palabras me hacen reír. JA JA JA para mí es como una risa, como de una bruja que se ríe o hace un desastre y se ríe malignamente, con una energía así.

—¿Una risa irónica?

—En este caso es más inocente. No es tan irónica porque no se quiere burlar de algo, es como ver algo simple y reírse. Es raro porque cada uno se ríe en diferentes momentos.

—¿Cómo describirías Quedate conmigo?

Quedate conmigo es una historia basada en todas las novelas de Stephen King, más o menos como en la película Cuenta conmigo. Es un grupo de chicos de 10 y 11 años que tienen aventuras y hay una perra extraterrestre. La hice pensando en esas cosas que a mí me gustaban leer. Todo ocurre en un campo que podría ser de la provincia de Buenos Aires, en un pueblo pequeño donde todo parece normal hasta que aparecen esos personajes extraños que no se van a otro planeta ni nada. Todo queda dentro de una historia de amigos. Entonces es tranquilo, como una ciencia ficción tranquila.

—¿Qué tenés del personaje de Tatiana?

—Ella vive en un lugar muy parecido a donde yo me crié. Los personajes son inventados pero el lugar es el mismo y capaz que cuando yo era chica me gustaba leer, como Tatiana, que siempre está leyendo. Lo único que quiere es que la dejen tranquila pero la vida nunca te deja tranquila. En eso me identifico.

—¿Dónde encontrás momentos de tranquilidad?

—A la mañana temprano o a la noche. Tengo un hijo, así que después de que se duerme estoy tranquila con la computadora y mi gato.

—¿Hacés terapia escribiendo?

—Sí. Un montón.

—¿Hay algún mensaje que tratás de transmitir en ambos libros?

—No sé si busco transmitir un mensaje. Me gusta que la gente pueda reírse con mis libros y que también se animen a contar su vida. Animarse a mostrar algo. No es fácil animarse.

—¿Vos cómo te animaste?

—A la gente siempre le gustó lo que yo hacía, eso me hizo sentir segura porque la verdad, no me pasó que no gustara lo que hago, les gusta siempre. Todo es sincero.

—¿Es más lo que descartás que lo que mostrás?

—Obvio.

—¿Cómo funciona eso?

—Tengo escritas cantidad de cosas que nunca voy a publicar porque no me gustan, yo soy la que elige. A mí lo que me representa es lo que muestro.

—¿Alguna vez te preguntaste por qué escribís o por qué sos escritora?

—Creo que por una manía. Soy maniática de escribir porque me gusta escribir también la lista de compras, me gusta escribir cualquier cosa. En mi trabajo, si alguien cumple años, le escribo la tarjeta.

—¿Hay alguna razón de por qué lo hacés?

—No. Eso no. Ni tampoco tengo ansiedad por publicar. A lo mejor, si tuviera un fin tan específico querría mostrar un montón de cosas. No tengo un fin. Para nada.

 

LEA MÁS:

_______________

Vea más notas de Cultura

Últimas Noticias

Etiquetado de cigarrillos: el Gobierno estableció nuevas exigencias a las empresas para que no se incentive el consumo

Una resolución del Ministerio de Salud prohíbe determinados aspectos de la publicidad del tabaco. Las empresas tendrán un año para adecuarse

“Su cuerpito hervía”: la bombero que rescató a un nene de una casa rodeada por las llamas y le salvó la vida

Roxana Gutiérrez ingresó a la vivienda donde el niño de dos años estaba desmayado, lo sacó y junto a su compañero lo llevó al hospital. Sucedió en el Paraje La Bolsa, Corrientes, donde entre los incendios intencionales y la sequía los bomberos no dan abasto

Boom de contenedores: crece la tendencia de adaptarlos para convertirlos en viviendas, oficinas y hasta shoppings

Estas unidades marítimas pueden transformarse en sitios para habitar o lugares de guardado. En la Argentina el valor del m2 de reciclado oscila los 600 dólares

Las ruidos políticos pesaron tanto como las razones económicas en la disparada de los dólares financieros

Las señales desde el Gobierno contrarias a un acuerdo con el FMI hicieron subir a todas las cotizaciones del dólar. En las provincias, en el mercado paralelo se pagó hasta $ 216

Por la sequía, una delegación de la Mesa de Enlace pidió eliminar las retenciones a los exportadores

El pedido fue realizado por la Regional Córdoba de la agrupación de entidades agropecuarias. Por su parte, la Federación Agraria anunció la realización de asambleas de productores y Coninagro criticó la intervención oficial en los mercados
MAS NOTICIAS
TE PUEDE INTERESAR