Imogen Heap es la estrella británica ganadora de un Grammy  que cautiva sensaciones con su música. Es la responsable de crear la canción científicamente perfecta para hacer dormir a un bebé. Pero su obra no es lo único que genera ruido: su emprendimiento Mycelia, que se presentará en la próxima cumbre de blockchain en Malta, propone una nueva forma de comercializar música para que los artistas sean los verdaderos beneficiados de los ingresos que generan.

En 2015, la cantante uso la blockchain Ethereum para lanzar su canción "Tiny Human" por 0.60 centavos de dólar la descarga. La plataforma de Mycelia busca ayudar a sus colegas con una tecnología que facilita la transacción de música y permite que los artistas tengan más control sobre su obra y cómo circula.

Aún en plataformas digitales como iTunes o Spotify se requiere de una serie de contratos con muchos intermediarios para asegurar que el copyright de los artistas no sea violado. Mientras, blockchain permite que los músicos puedan publicar su contenido sin tener que pasar por todas estas barreras que impone el manejo de derechos digitales.

Esta nueva plataforma permite transacciones más directas a través de micropagos (pequeños pagos hechos online) donde los fans podrán compran álbumes y canciones enteras directamente al artista, sin necesidad de intermediarios.

Así, Mycelia e Imogen Heap son una de las atracciones más esperadas en la Cumbre de Malta donde se presentan todo tipo de proyectos emergentes. La artista ya hizo varias apariciones en diferentes eventos de tecnología y gracias a ella Mycelia empieza a ser una de las más importantes iniciativas artísticas en el ámbito.

Reformar la estructura de negocios y poder también es un arte.

LEA MÁS: