Video: en Tunja (Boyacá) la Policía rescató a una bebé que olvidó su madre en un carro

La progenitora se excusó diciendo que no sacó a la niña del vehículo por el frío que estaba haciendo en el momento en que llegaron al lugar donde aparcaron el vehículo

Compartir
Compartir articulo
La Policía rescató a la bebé que fue olvidada por sus padres en un carro. (Policía Metropolitana de Tunja)
La Policía rescató a la bebé que fue olvidada por sus padres en un carro. (Policía Metropolitana de Tunja)

Un indignante hecho de irresponsabilidad ocurrió en la capital boyacense, luego de que una madre de familia dejara abandonada en un carro a su bebé de 13 meses de edad, durante la madrugada de lunes 18 de septiembre.

Según los testimonios que conocieron en el informativo de televisión Noticias Caracol, el carro fue estacionado hacia las 2 de la mañana en una de las calles de Tunja, sin embargo, comenzaron a escuchar el llanto de la pequeña, que inicialmente confundieron con el sonido de un animal, por lo que se comunicaron de inmediato con las autoridades.

“Gracias a la llamada oportuna de la ciudadanía y la reacción inmediata por parte de nuestros cuadrantes se logró ubicar un vehículo donde se encontró una niña en su interior abandonada. Con nuestras unidades de Infancia y Adolescencia logramos inmediatamente hacer el rescate de esta niña y restablecer sus derechos, llevándola a un centro de salud para que le prestaran los primeros auxilios”, informó el coronel Marcos Wilson Forero, comandante de la Policía Metropolitana de Tunja.

Y aunque los uniformados buscaron a los padres de la niña y a los dueños del automotor, en las inmediaciones del lugar, al no poder hallarlos tuvieron que ingresar a la fuerza al vehículo para poder rescatarla.

“Debemos mencionar, que al llegar al sitio, las unidades trataron de ubicar en las viviendas aledañas a los propietarios y padres de esta bebé, pero no fue posible, por lo cual hubo la necesidad de romper una de las ventanas del vehículo para poder extraer a la niña”, agregó el alto oficial.

La bebé fue atendida en las Urgencias del Hospital Metropolitano de Tunja, donde le diagnosticaron signos de deshidratación, de la que se recupera.

“Ingresa hacia las 6:50 de la mañana. Se identifican condiciones de alerta en la menor, presenta en ese momento cuadro de deshidratación. Ahora está en un proceso de restablecimiento de derechos y será entregada directamente a representantes del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar”, señaló Eduardo Caballero, gerente del centro asistencial.

Pero lo que más provocó indignación fue la excusa de la madre de la bebé, que apareció horas después de su irresponsable acto.

“Manifestó que habían llegado a esa zona para hacer una visita y que por el frío que estaba haciendo no habían sacado a la niña del vehículo que después se había quedado dormidos”, indicó el coronel Forero.

El uniformado agregó que el vehículo fue inmovilizado y que en su interior, junto a la pequeña, hallaron envases vacíos de bebidas alcohólicas, por lo que reprochó el acto y solicitó a los padres de familia priorizar el cuidado de los menores.

“Hacemos un llamado a toda la comunidad, a que por favor, que por encima de cualquier otra cosa, pongan el bienestar de nuestros niños, niñas y adolescentes”, subrayó.

Este caso se suma al de una niña de cinco años que dejaron encerrada en una vivienda del barrio Patio Bonito, en el sur de Bogotá, durante la noche del sábado 16 de septiembre, y cuya madre se había ido de fiesta a celebrar el Día del Amor y la Amistad.

El hecho, además de irresponsable, fue bastante bochornoso ya que cuando los uniformados acudieron al llamado de la comunidad, al lugar llegó un hombre que sería el padrastro de la niña y que en un estado de exaltación, llegó al inmueble a buscar a la mujer, pero terminó enfrentándose a los policías, por lo que fue detenido, porque terminó alterando el procedimiento.

Y de nuevo, la excusa de la progenitora fue vergonzosa, pues según ella, solo se fue por un pequeño instante para realizar una diligencia.

“Dos minutos. Yo no tengo la culpa de qué otra persona venga a tocarme la puerta”, contestó a las autoridades, luego de que rescataran a la menor.