(Gustavo Gavotti)
(Gustavo Gavotti)

A esta altura ya no se sabe cuántos peronismos hay pero por lo menos habrá tres grandes actos por el Día de la Lealtad.

Sin peronómetro, el gobernador Juan Manzur invitó a sus colegas mandatarios (los del norte ya le habrían confirmado), a la cúpula de la CGT,  a Sergio Massa y a Florencio Randazzo. Como irá Luis Barrionuevo, ex interventor del PJ nacional el presidente José Luis Gioja prefirió irse a Corrientes donde tendrá lugar el segundo evento peronista. El tercer  acto será en la provincia de Buenos Aires donde los intendentes quieren mostrar su propia fuerza.

Manzur convocó a las "distintas vertientes del peronismo" y hará un gran acto en el Hipódromo con la promesa de "colaborar para lograr la unión del peronismo" porque, aseguró, "no tiene apetencia de cargos nacionales, porque su interés es volver a presentarse para un nuevo mandato en Tucumán". Dijo que será un evento "sin exclusiones" aunque si está Miguel Ángel Pichetto, Massa y tal vez Randazzo es casi cantado que no habrá kirchnerismo (de hecho José Alperovich se quejó de no haber sido invitado).

Algunos bonaerenses niegan que su ausencia en Tucumán sea un desaire a Manzur y explican que en su territorio no les sobra nada y también necesitan al kirchnerismo. Otros dicen que no viajan como un gesto hacia la sociedad porque en épocas de crisis no caería simpático ver el éxodo peronista al Jardín de la República. Con el mismo argumento creen muchos que una gran movilización en Buenos Aires tampoco sería una buena idea.

(Martín Rosenzveig)
(Martín Rosenzveig)

En el medio de esas elucubraciones están en el PJ que comandan Gustavo Menéndez y Fernando Gray que habrían consensuado con sus pares hacer una movilización a Merlo el próximo 17 de octubre. El debate ahora es si hacen una versión XL o Small. ¿Un acto para 20 o 30 mil personas que requiera movilización o algo más ajustado para 2000 0 3000 y que cada cual se movilice por sus propios medios?

Hasta ahora estaría primando el modelo pequeño pero con invitados que sumen a la foto, lo que incluye movimientos sociales, gremios, representantes de universidades y los intendentes peronistas sin distinción de credo interno: PJ K, anti K, dialoguista e incluso prometen presencia jefes comunales del Frente Renovador.

La reflexión que hizo uno de los organizadores ante Círculo Rojo es que necesitan dar una señal de "fortaleza" y evitar el "desgaste" porque el 20 acompañarán a la CGT en la calle y el 24 irán al Congreso contra el Presupuesto 2019.