Amigo del Papa, Juan Grabois (fundador del Movimiento de los Trabajadores Excluidos e integrante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular) llegó de mal humor a una charla y se puso aún de peor humor porque se peleó con "una amiga", Myriam Bregman. "Después cuento yo la pelea y ustedes deciden quien tiene razón", dijo al público la dirigente del MST en el Torquato Tasso de San Telmo. Hubo risas y aplausos.

 

"Adiós al gradualismo, ¿y ahora qué?", fue una de las preguntas que tenían que responder Grabois, Bregman, el economista Agustín D' Attellis y el diputado Axel Kicillof.

Provocador, el militante amigo del Papa Francisco dijo que hay quienes esperan que los sectores sociales "la pudran" para que se vaya Mauricio Macri. Pero dijo que "no vamos a poner el cuerpo de los humildes para que después lo capitalice andá a saber quién" y pidió "ganar las elecciones en 2019".

Después de decir que no entendía la presentación de D' Attellis (porque, señaló, en los barrios quieren saber si les subirán el sueldo complementario o les harán cloacas no cuánto cotizan las Lebacs) elogió a la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.  "Vamos a pelear por los intereses de nuestros compañeros con este gobierno y con el que viene", continuó. "Lo que podamos hacer para contribuir a la unidad necesaria para ganar las elecciones lo haremos como militantes políticos", enfatizó sobre el 2019 y los intentos de acercamientos en el peronismo pero aclaró que lo harán "sin someter la lucha sindical de nuestros compañeros… por más que nos corran por Twitter y Facebook. Si mañana viene la ministra esta que yo digo que es buena y todos me putean y podemos cerrar un buen acuerdo para que los compañeros estén un poco menos peor de lo que van a estar no tengo ninguna duda de que lo vamos a hacer".

Al final Grabois 'se amigó' con Bregman. Primero candidateó con elogios a Kicillof para la presidencia en 2019 y después sumó a la dirigente de izquierda para el mismo rol.