Ex presidente Correa cantó con Filmus, Taiana y Kicillof

Después de recibir un doctorado Honoris Causa en Rosario y otro en la UMET en Capital, de visitar a Cristina Kirchner, a Hebe de Bonafini, al gobernador Miguel Lifschitz y a muchos más, el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, se despidió de la Argentina descontracturado en una cena en la que casi se hizo cargo del show.

Mientras sobre Buenos Aires caía un temporal con granizo incluido, los convidados intentaban llegar al Café de las Palabras, de Eduardo Valdés, en el barrio de Almagro. El ex embajador en Bolivia, Ariel Basteiro, socorrió a varios que estaban sin auto para que arribaran a tiempo.

Tras el raid que protagonizó, el ecuatoriano llegó cansado a la cena y le preguntó a Valdés si podría irse cerca de las 23. Valdés respondió que seguramente sí pero parece que Correa prefirió el karaoke y se quedó hasta tarde.

Los anfitriones, el diputado provincial santafesino Leandro 'Kiko' Busatto y la concejal de La Plata, Victoria Tolosa Paz, que organizaron todo con alguna ayuda de Pepe Albistur, convocaron a varios artistas: Lito Nebbia, Adriana Varela, Horacio Fontova, Ignacio Copani, Mex Urtizberea, entre otros.

Estaban también dirigentes políticos como Jorge Taiana, Gustavo Menéndez, Daniel Filmus, Ginés González García, Teresa García, Axel Kicillof y Camilo Vaca Narvaja.

Ninguno se quedó atrás cuando Correa se sumó a cantar. Fue cerca de las 23  cuando Adriana Varela arrancó con "Volver" y el ecuatoriano se emocionó. "Es el preferido de mi abuela", dijo y arrancó y tomó uno de los micrófonos disponibles. Después cantaron, de a uno, todos los artistas que hicieron levantar de sus mesas a los invitados. Fontova por ejemplo le arrancó risas con su relato de una "excursión norteamericana".

El ex presidente de Ecuador demostró, en Rosario con estudiantes y después en Almagro, que conoce todo el repertorio de Charly García y de Fito Páez. También de León Gieco, por lo que pidió varias veces que tocaran "Carito" y le dieron el gusto el hijo de Valdés, el dirigente porteño Juan Manuel Valdés en la guitarra y el pianista de Adriana Varela, Marcelo Macri, a quien varios llamaban el viernes "Macri el bueno".

Esta vez no estuvo Cristina Kirchner, como sí estuvo en ese mismo lugar junto a Fernando Lugo, pero cantaron entusiastas los peronistas porteños Taiana, Filmus y Kicillof. Algunos de los hits fueron "Ojalá", de Silvio Rodríguez, "Hasta siempre comandante", dedicada al Che Guevara y "Mariposa Technicolor".

Dicen que finalmente la mayoría se quedó hasta cerca de las 3 AM.

 
TE PUEDE INTERESAR