El ministro de Agroindustria aseguró que los cambios en las retenciones a la soja "generan más competitividad"

 

El Ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, calificó como "consensuada" la decisión de frenar la reducción de retenciones a la exportación de harina y aceite de soja; eliminar el 66% de los reintegros a las ventas externas; y dar por finalizado el Fondo Federal Solidario, más conocido como "Fondo Sojero". El funcionario aseguró que "en la Mesa de Enlace lo tomaron bien, porque era un pedido que venía desde hace mucho tiempo; el objetivo es quitarle presión impositiva a todas las actividades para que puedan ganar competitividad".

En diálogo con Infobae, Etchevehere fue categórico al afirmar que "el compromiso tomado por Mauricio Macri se sigue a rajatabla". De esta manera se refirió a la continuidad en el esquema de reducción de 0,5% por mes a los derechos de exportación al poroto de soja.

Sobre el cambio en el esquema impositivo que pesa sobre los derivados de la oleaginosa, el ministro argumentó que "había una distorsión entre la dos retenciones. De esta manera equilibramos el esfuerzo fiscal de toda la cadena en el mismo valor". Por otra parte, el ministro detalló que la medida va a acrecentar la recaudación fiscal en $1.500 millones en 2018 (unos USD 50 millones) y $12.000 millones en 2019 (alrededor de USD 400 millones).

Cabe recordar que el Ejecutivo determinó que se frene hasta febrero la reducción de las retenciones de la harina y el aceite de soja que, al igual que el poroto, se venía achicando en medio punto porcentual por mes. Hoy, los derivados tributan 23% y lo seguirán haciendo hasta que el grano llegue a ese porcentaje en el segundo mes del año que viene. Recién allí continuará el diagrama de reducción para que todos los productos, al mismo tiempo, paguen un 18% en derechos de exportación al arribar a diciembre de 2019.

Promesa cumplida

Etchevehere también se refirió a la eliminación del Fondo Federal Solidario y sostuvo: "Queremos un país federal. Por eso aumentamos el los fondos coparticipables del 24 al 34% para reemplazar la eliminación del Fondo. Esto se equilibra con la reducción de Ingresos Brutos y con el incremento de la coparticipación; al mismo tiempo esto permite sacar impuestos que son distorsivos. Sabemos el daño que hace a la producción la presión impositiva", aclaró.

"Es una medida coordinada y consensuada la que tomó el Gobierno. Lo que busca es ganar competitividad a partir de una reducción impositiva que sea equitativa. Con esto, el acuerdo fiscal con las provincias toda toma cada vez más relevancia porque cada distrito está comprometido a reducir los Ingresos Brutos para de esa manera darle mayor competitividad a las producciones regionales", agregó el funcionario.

El ministro también participó del encuentro Agromanagement Joven que se realizó en la sede de la Universidad Católica Argentina en Puerto Madero y que fue organizado por Barrero&Larroudé y La Pastelera Agro. Allí Etchevehere descartó que la actual administración tenga intenciones de reimplantar derechos de exportación para las actividades a las cuales eliminó en el inicio de la gestión de Cambiemos. "Ni trigo, ni maíz, ni girasol, ni lácteos, ni carne, ni nada. Esta decisión reafirma el compromiso de seguir respetando el esquema de reducción gradual de retenciones", reiteró.

Por último, Etchevehere aseguró que en el Gobierno "estamos trabajando en bajar el déficit fiscal, y de la mano de ese objetivo esperamos poder bajar la inflación y las tasas de interés. Tenemos que seguir apoyando cada actividad para que puedan expresar todo su potencial. Tenemos una oportunidad porque somos muy buenos en la producción de alimentos por lo que es perfectamente posible convertirnos en el supermercado del Mundo, porque hay cantidad, calidad, talento, innovación y espíritu emprendedor".

Reacciones

En tanto, el titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Dardo Chiesa, manifestó su inquietud por la modificación en el esquema de retenciones.

En declaraciones a Infobae, el dirigente expresó que "no debería haber demasiadas variaciones porque el poroto se rige por el mercado internacional que fija el precio de los commodities; la industria tiene una alta capacidad ociosa por lo que un 3% no impactaría mucho en el precio del grano". Sin embargo, advirtió que "lo que puede suceder es que se destine más mercadería para la exportación que para la industria por lo que las fábricas deberían revisar cómo pujan por el precio" de la soja.

Chiesa sostuvo que "no me gustan ni que le saquen ni que le pongan a otros sectores, pero en realidad había un 3% de diferencia que quedaba a favor de la industria procesadora" y destacó que "lo que no hizo el Gobierno fue reimplantar retenciones a otros cultivos. De alguna manera el país necesita que todos pongamos el hombro. Seguimos en el rumbo hacia la eliminación total de este impuesto distorsivo es el camino por dónde tenemos que ir", dijo.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina
El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina

En la misma línea se manifestó el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina, quien aseguró que "la equiparación de los derechos de exportación del poroto de soja con respeto a los de la harina y el aceite es un reclamo histórico de la producción que finalmente fue escuchado".

El dirigente estimó que en el largo plazo “va a generar mejores precios para los productores y menos reclamos de dumping a nivel internacional, lo que redundará en nuevos mercados y oportunidades comerciales para el país”.

Respecto a la reducción del 66% de los reintegros a la exportación, Pelegrina subrayó que "esos mecanismos deben estar en sintonía con una estrategia inteligente de inserción en el mundo. Pueden entenderse como una medida coyuntural, pero en el largo plazo debe apuntarse hacia políticas de promoción de las exportaciones integrales, basadas en nuestras ventajas competitivas y en la calidad de nuestra producción".

Sobre este punto fue más categórico el presidente de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria, Carlos Iannizzotto, quien también conversó con Infobae y consideró que "esta medida ha traído intranquilidad y confusión al sector productivo. Suspender de manera inconsulta los reintegros nos parece que no aporta a la producción ni a las exportaciones".

Dardo Chiesa, titular de Confederaciones Rurales Argentinas
Dardo Chiesa, titular de Confederaciones Rurales Argentinas

El dirigente cooperativista aclaró que "para las economías regionales, son mucho más complejos los mecanismos para exportar que la sola actualización del precio del dólar". Además, agregó que "sacar los reintegros porque aumentó el dólar demuestra que el Gobierno tiene una mirada muy corta; falta un análisis de cada situación".

También se mostró preocupado Chiesa, quien recordó que los productos que vienen de la Patagonia tienen un alto componente de reintegros y pueden afectar a frutas y lanas, aunque fue cauteloso ante la ausencia de precisiones oficiales respecto de los rubros afectados.

Al fondo

Iannizzotto tampoco ve con buenos ojos la eliminación del "Fondo Sojero". "La falta de infraestructura es muy grande; más quitar hay que agregar. Como productores vemos que el déficit de caminos rurales, energético, hídrico y de conectividad es muy pronunciado, entonces quitar recursos no nos parece adecuado", resaltó.

“El Gobierno está buscando reducir el déficit mirando su propia necesidad a costa del sector productivo agroindustrial, sin consenso, creando confusión y no apostando a una mayor exportación”, sentenció el líder de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria.

Por su parte, el titular de la Sociedad Rural Argentina aseguró que el fin del Fondo Federal Solidario "va en línea con la generación de un sistema tributario basado en impuestos distorsivos y constituye un desaliento a la implementación de retenciones".

En coincidencia, el número uno de las Confederaciones Rurales Argentinas recordó que "el tema de fondo sojero tiene patas cortas, porque una vez que terminan bajando las retenciones termina bajando la cantidad de dinero que ingresa" y añadió que "nunca hubo nada más perjudicial que la distribución de los fondos de nuestra producción. Es totalmente arbitrario. No hay ningún otro producto que derrame en la economía. Esta fue la manera que tuvo el kirchnerismo de ganarse las voluntades políticas de intendentes y gobernadores. En algún momento el gobierno lo tenía que cortar", fustigó Chiesa.

El confederado advirtió que "la Argentina está viviendo momentos muy complicados. Todos sabemos que la necesidad de reducir el déficit fiscal y de cumplir con las metas del Fondo Monetario Internacional. Vienen años duros en los cuales todos vamos a tener que ajustar el cinturón. Yo creo que el sector va a acompañar", vaticinó.

No obstante, el titular de las Confederaciones Rurales Argentinas aseveró que "hay una necesidad de transparentar las cuentas, de reducir el déficit fiscal, de disminuir subsidios; para tener una economía mucho más sana y vivir en la normalidad. En la medida que estas cosas no se hagan, estamos cada vez peor. Pero esto tiene un costo social fuerte y es lo que más nos preocupa".

 

Últimas Noticias