Anunciaron que el primer SUV a hidrógeno se fabricará a partir de 2025

Toyota lanzó la primera berlina llamada Mirai y ahora es el turno de BMW. La alimentación mediante pila de combustible de hidrógeno a un motor eléctrico ya empezó a cambiar el escenario mundial

La base es el SUV X5 de BMW, el modelo, con motor eléctrico lo transforma en iX5, y el hidrógeno en iX5 Hydrogen
La base es el SUV X5 de BMW, el modelo, con motor eléctrico lo transforma en iX5, y el hidrógeno en iX5 Hydrogen

BMW presentó el prototipo alimentado por pila de combustible de hidrógeno sobre un iX5 en la IAA Mobility de Munich, lo que sería el relevo del Salón Internacional del Automóvil de Alemania, en el pasado mes de septiembre de 2021. En ese momento era eso, un prototipo, que comunicaba la mirada de la casa alemana respecto al uso del hidrógeno como alternativa para dar energía a un motor eléctrico en lugar de la red de cargadores o la red domiciliaria.

Pero en muy poco tiempo el BMW iX5 Hydrogen ha crecido como proyecto dentro de la marca y el nuevo escenario mundial de crisis energética, ha revolucionado a la industria, y así es que ahora se anuncia que ese vehículo comenzará a producirse y vender en masa.

No es casual que haya sido la casa bávara la que haya tomado esta decisión. Su relación de colaboración con Toyota ha facilitado las cosas, y según le confirmó Pieter Nota, miembro del Consejo de Administración de BMW AG, al portal de industria japonés Nikkei, los vehículos de pila de combustible serán desarrollados conjuntamente con Toyota Motor a partir de 2025.

El Toyota Mirai fue el primer auto masivo de pila de combustible de hidrógeno
El Toyota Mirai fue el primer auto masivo de pila de combustible de hidrógeno

“Vemos que la tecnología de celdas de combustible de hidrógeno es particularmente relevante para los SUV más grandes”, dijo Nota a los periodistas de Nikkei, confirmando las razones para elegir un SUV y no un automóvil sedán o berlina como el gigante japonés ha hecho con el exitoso Toyota Mirai.

Los vehículos FCV (Full Cells Vehicule) pueden recargar sus depósitos de hidrógeno en apenas tres o cuatro minutos, y esa es la gran ventaja frente a los autos eléctricos que se deben enchufar a la red. Aunque BMW no ha revelado el alcance del iX5, el modelo está equipado con dos tanques de aproximadamente 6 kilogramos para permitir viajes de larga distancia.

“Tenemos varios proyectos en los que trabajamos con Toyota”, dijo Nota, insinuando futuras colaboraciones con el fabricante de automóviles japonés. Vale recordar que ambas marcas también han desarrollado autos deportivos en conjunto en el pasado reciente, desde que se asociaron en 2013, como han sido el BMW Z4 y Toyota Supra en el año 2019.

La tecnología FCV, es un motor eléctrico que obtiene la energía del hidrógeno gaseoso comprimido a alta presión
La tecnología FCV, es un motor eléctrico que obtiene la energía del hidrógeno gaseoso comprimido a alta presión

“Creemos en la importancia de varias tecnologías (vehículos eléctricos con batería, también hidrógeno y motores de combustión eficientes) porque no queremos poner toda nuestra inversión en un área”, dijo Nota.

Actualmente, BMW apunta a que el 50% de las nuevas ventas de todo el grupo, incluidas las marcas Mini y Rolls-Royce, sean eléctricas para 2030. Los vehículos eléctricos han representado mayores ventas de las esperadas para la marca, lo que permite pensar que quizás, a este ritmo, “podemos llegar a ese 50% uno o dos años antes”, aclaró el directivo.

Aunque hay limitaciones que los directivos de la marca comprenden perfectamente y que tienen que ver con que “la infraestructura no es igual en todas partes”, dijo, además de mencionar la crisis de abastecimiento de partes electrónicas.

El esquema de propulsión del BMW iX5 Hydrogen consta de un motor eléctrico y dos tanques de hidrógeno gaseoso
El esquema de propulsión del BMW iX5 Hydrogen consta de un motor eléctrico y dos tanques de hidrógeno gaseoso

Por esa razón, la amplitud de productos y tecnologías. Un aspecto en el que se ha destacado Toyota por sobre el resto de las marcas de la industria en una mirada global, y que ahora parece hacer efecto en otras como BMW.

La infraestructura de carga de hidrógeno también debe crecer más rápidamente, pero a favor tiene el hecho de poder generar el combustible de manera sustentable a través de electrólisis. El transporte no es sencillo, pero las ventajas son muy grandes. Quizás en poco tiempo empiecen a generarse más proyectos de hidrógeno para motores eléctricos a través del proceso de pila de combustible, y eso permita que baje el costo y crezca la disponibilidad.

SEGUIR LEYENDO