El nuevo SUV inteligente que asombra: nunca fue tan fácil y placentero manejar

Ford presentó su nueva Kuga Hybrid Titanium, un SUV amigable con el medio ambiente, lleno de equipamiento digital, capaz de encenderse antes para esperarnos calefaccionados y leer los carteles de velocidad máxima

¿Cuántas veces en invierno, al subir a nuestro auto por la mañana para ir a trabajar o llevar a nuestros hijos a la escuela, quisimos que alguien hubiera puesto en marcha el motor un rato antes, y nos esperara con el habitáculo calefaccionado?

¿Cuántas veces llegamos a nuestro auto, saliendo del supermercado llenos de bolsas con las compras, y nos haría falta una tercera mano para buscar la llave en algún bolsillo o en la cartera?

La vida moderna trae algunas soluciones para hacer menos complicados algunos momentos como esos. Así como no entenderíamos el mundo sin Internet, dentro de algún tiempo, recordaremos cuán frío estaba el asiento de nuestro auto a las 7 de la mañana, o cuantas veces se nos cayó el teléfono celular al piso, porque buscando la llave, no lo sujetamos correctamente.

Ford Kuga, con equipamiento totalmente digital y remoto de acceso
Ford Kuga, con equipamiento totalmente digital y remoto de acceso

Los autos de este tiempo, no sólo tienen pantallas interactivas, motores híbridos que emiten menos CO2 al medio ambiente, y mayor seguridad pasiva. También tienen esos detalles que invitan a subir y conducir placenteramente, aún en momentos en los que nos quisiéramos quedar adentro de nuestras casas. La nueva Ford Kuga Híbrida Titanium tiene es uno de esos autos.

Keyless: todo empieza sin llave

Esta nueva versión del SUV de Ford permite a sus usuarios, programar el encendido del vehículo de forma remota, no sólo para calentar motor y transmisión, sino para acondicionar el clima dentro del mismo, tanto sea para contrarrestar el calor del verano como el frío del invierno.

 Panel de acceso con código personalizado.
Panel de acceso con código personalizado.

Pero la solución del sistema Keyless, no es solo esa. También la llave funciona por proximidad, y apenas quién la tenga consigo se acerque a la puerta, automáticamente se abrirá. Pero esto no es lo novedoso porque ya hay muchos vehículos que lo tienen incorporado. Lo nuevo es el panel numérico que encontramos en el parante central, que nos permite ingresar al auto a través de un código personal por si la llave quedó en casa o incluso si la dejamos en el interior al bajarnos. Y un detalle extra. El portón trasero, si llegamos con las manos ocupadas y la llave en el bolsillo, se eleva con sólo pasar un pie por debajo del paragolpes trasero.

El mismo sistema Keyless, como ya es bastante usual en muchos autos, prescinde de una ranura para la llave, y el motor se enciende y detiene con solo presionar el botón Start/Stop en el tablero.

Por último, antes de iniciar la marcha, un tablero digital permite verificar todas las funciones del auto, inclusive de sus motores eléctrico y térmico, mientras los datos de navegación y entretenimiento, se pueden configurar a través de una pantalla táctil de 8″compatible con Android Auto, Apple Car y GPS. Y aquí aparece otra novedad que nos permite conducir con mayor seguridad y comodidad, porque una pantalla desplegable justo delante del parabrisas, nos permite configurar la información que necesitamos ver sin sacar la vista del camino.

En marcha

El vehículo tiene sensores inteligentes
El vehículo tiene sensores inteligentes

Los sistemas de asistencia a la conducción vuelven a ser la estrella del auto una vez que empieza la conducción. El Asistente de Conducción Evasiva de Ford actuará para el caso que el sistema de frenado autónomo de emergencia no llegue a accionar a tiempo, contribuyendo para que el conductor complete la maniobra que haya iniciado ante el obstáculo detenido en el camino.

Al ya conocido sistema de velocidad crucero de la marca que incluyen Stop & Go (parar y reanudar la marcha) como característica saliente, se adiciona en la Kuga Hybrid Titanium el centrado de carril, que también funciona siempre que se esté conduciendo en el modo Crucero adaptativo, manteniendo el vehículo dentro de la calzada por la que debe transitar.

Pero los sensores inteligentes de este vehículo, que hacen más fácil la vida del conductor, también ofrecen lector de carteles de velocidad máxima, los cuales se reflejan en el display central sobre el tablero, pero a modo de advertencia, sin modificar los seteos puestos por el conductor.

Puestos a prueba

El asistente de conducción evasiva de Ford actuará para el caso que el sistema de frenado autónomo de emergencia no llegue a accionar a tiempo, contribuyendo para que el conductor complete la maniobra que haya iniciado ante el obstáculo detenido en el camino
El asistente de conducción evasiva de Ford actuará para el caso que el sistema de frenado autónomo de emergencia no llegue a accionar a tiempo, contribuyendo para que el conductor complete la maniobra que haya iniciado ante el obstáculo detenido en el camino

Dentro de su sistema ADW de tracción integral inteligente, existen cinco distintos estilos de conducción, adaptándose cada uno a las condiciones externas o al simple gusto por una clase de automóvil.

Al modo normal, para el tránsito urbano, se adicionan el modo Eco, que maximiza el rendimiento del combustible y reduce al mínimo posible las emisiones. El modo Sport endurece la dirección y brinda una respuesta más ágil del motor. El modo Resbaladizo está pensado para circular sobre superficies mojadas o de baja adherencia, no solo por hielo, sino por césped o arena. Y finalmente, el modo Nieve/Arena desactiva parcialmente el control de tracción, lo que colabora con sortear mejor los terrenos irregulares.

Fin del viaje

Al llegar a destino, la última perla de confort que ofrece este SUV es el asistente de estacionamiento 2.0, que sólo requiere que el conductor ponga la marcha en neutro y mantenga presionado el botón correspondiente, ubicado en la consola central. El auto administrará autónomamente la marcha, hacia adelante o atrás, el acelerador y el freno.

Sólo falta que nos abran la puerta y nos inviten un café, pero eso, un día de estos llegará con un menú a la carta.

SEGUIR LEYENDO: