El 24 de junio es la fecha oficial del nacimiento de Alfa Romeo, una de la marcas italianas más tradicionales y valoradas.
El 24 de junio es la fecha oficial del nacimiento de Alfa Romeo, una de la marcas italianas más tradicionales y valoradas.

El nombre derivó del capricho de un francés, Alexandre Darracq, que quería conquistar el mercado italiano de autos y entonces montó una empresa para fabricar modelos con componentes importados de Francia. Aquella aventura no resultó porque los vehículos no cumplían con los requisitos de aquel país, y la firma orilló la quiebra, hasta que un grupo de industriales de Lombardía la compró y la rebautizó como A.L.F.A (Anonima Lombarda Fabbrica Automobili). Fue un 24 de junio de 1910, fecha oficial del nacimiento de una de las marcas italianas más emblemáticas y valoradas del planeta.

El “apellido” lo puso algunos años más tarde un empresario napolitano que compró y tomó las riendas de la compañía, luego de que A.L.F.A se quedara con muy poco sustento financiero, jaqueada por la Primera Guerra Mundial. La empresa ya había cambiado su filosofía y no sólo armaba vehículos, sino que también los diseñaba desde cero. Con aquel nuevo dueño, Nicola Romeo, termina de ensamblarse el nombre definitivo: Alfa Romeo.

Y luego llegó el Cuore Sportivo, el sello que los modelos de Alfa supieron ganarse desde los inicios mismos de la marca. En sus 110 años, Alfa Romeo creó algunos de los autos más lindos del mundo, cosechó éxitos en la mayoría de las categorías y se transformó en uno de los máximos exponentes de la estirpe deportiva italiana. Tremenda tradición por supuesto estuvo sostenida por infinidad de modelos moldeados con el ADN exclusivo: belleza y potencia. Pero por su importancia hay algunos con protagonismo sobresaliente en la impresionante hoja de ruta de Alfa.

1. A.L.F.A 24 HP

A.L.F.A. 24 HP, entre 1910 y 1913 .
A.L.F.A. 24 HP, entre 1910 y 1913 .

Fue el primer modelo del fabricante italiano, cuando todavía funcionaba como A.L.F.A. Tenía ruedas con rayos de madera y se comercializó en diferentes versiones entre 1910 y 1913, lapso en el que se construyeron unas 200 unidades. Según el fabricante, conseguía una velocidad máxima de 100 km/h. Era tan robusto que su chasis se utilizó como base para la fabricación de un camión.

2. Alfa Romeo RL Targa Florio

RL Targa Florio de 1923.
RL Targa Florio de 1923.

Luego del 24 HP, la marca lanzó el RL, con el que compitió en la prestigiosa competencia Targa Florio de 1923, y la ganó con solvencia. Significó el inicio de una interminable tradición deportiva, pero también el nacimiento de una insignia: el Quadrifoglio Verde. El piloto Ugo Sivocci tenía el Quadrifoglio de la suerte pintado en su auto, y tras el triunfo todos los deportivos de Alfa empezaron a llevar ese emblema.

3. Alfa Romeo 6C 1750

6C 1750 de 1929.
6C 1750 de 1929.

En 1929, el 6C 1750 Super Sport ganó la tradicional competencia Mille Miglia y, un año después, el 6C 1750 Gran Sport repitió la victoria. Se seguía acentuando así la estirpe deportiva de los modelos italianos. Los 6C tenían un motor de seis cilindros en línea, sobrealimentado por un compresor, que desarrollaba 102 CV. Con este impulsor, los modelos alcanzaban una velocidad máxima de 170 km/h.

4. Alfa Romeo 6C 2500, el de Mussolini

6C 2500 Sport de 1939.
6C 2500 Sport de 1939.

Célebre por haber sido el auto elegido por Benito Mussolini para escapar de Italia en 1945 junto a su amante Clara Petacci, este auto tenía atributos propios para destacarse: además de ser el favorito de Il Duce, era uno de los mejores vehículos del mundo en aquella época.

Se trató de una belleza carrozada por Touring con un motor de seis cilindros en línea, de 2,5 litros, que era una obra de ingeniería para aquellos tiempos. Tras la Guerra llegó a los Estados Unidos con un oficial americano y su pista se perdió hasta que fue redescubierto en Nueva York en 1970. Luego lo restauraron por completo y hoy luce como en sus años de oro.

5. Alfa Romeo 8C 2300 “Le Mans”

8C 2300 de 1931.
8C 2300 de 1931.

Luego del 6C, Alfa Romeo lanzó el 8C, con un motor de ocho cilindros en línea y 155 CV. Este 8C se convirtió en el primer auto italiano en ganar las 24 Horas de Le Mans, y no consiguió el triunfo una vez, sino cuatro: en 1931, 1932, 1933 y 1934.

6. Alfa Romeo Alfetta 159, el compañero de Fangio

159 Alfetta de 1951.
159 Alfetta de 1951.

Fue el primer auto con el que Juan Manuel Fangio consiguió un título de Fórmula 1, en 1951, en su segundo año en el equipo Alfa Romeo. El Alfetta es uno de los autos de carreras más exitosos jamás construidos. Junto con su antecesor, el 158, cuentan con 47 victorias en 54 Grandes Premios. Tenía un motor de ocho cilindros en línea, de 425 caballos, que le permitía llegar a los 305 km/h.

7. Alfa Romeo Disco Volante

Disco Volante de 1952.
Disco Volante de 1952.

Uno de los diseños más extravagantes de la historia de Alfa, responsabilidad de Touring, uno de los carroceros más vinculados con la historia de la marca. Apareció entre 1952 y 1953, con uno de los motores más modernos de la época, el 1,9 litros y 4 cilindros íntegramente fabricado en aluminio, con una potencia de 160 CV para mover un conjunto de apenas 700 kilos de peso.

8. Alfa Romeo Giulietta Spider

Giulietta Spider de 1956.
Giulietta Spider de 1956.

El Alfa Romeo Giulietta, que surgió en 1954, fue el primer auto popular de la marca. Hubo una berlina, una coupé, y además tenía su versión Spider. Este último está catalogado como uno de los descapotables más bonitos jamás diseñados: el responsable de sus trazos es nada menos que Pininfarina. De moda en aquellos años en Europa, fue protagonista de la película “El Chacal”, de 1973, inspirada en el atentado a Charles De Gaulle.

9. Alfa Romeo Duetto, el de “El Graduado”

Duetto, de 1966.
Duetto, de 1966.

Es el auto con mayor tiempo de permanencia en el mercado: nada menos que 27 años. Apareció como prototipo en 1961, pero recién se lanzó en 1966. Estuvo vigente hasta 1993, lapso en el cual se fueron sucediendo cuatro generaciones. Tenía un motor de 1.6 litros, con el que debutó en el Salón de Turín en 1966, y también ofrecía otras variantes entre los 1.3 litros y los 2.0 litros, con un abanico de potencias entre los 89 CV y los 132 CV del Quadrifoglio.

En 1967 se hizo famoso por su incursión en la película que marcó el final de los años 50: “El Graduado”, donde un joven Dustin Hoffman se lucía al volante de este Alfa.

10. Alfa Romeo 33 Stradale

33 Stradale, de 1967.
33 Stradale, de 1967.

Con un motor V8 de 230 caballos, este deportivo fue presentado en 1967 y sólo se produjeron 18 unidades hasta 1969. Por entonces cada ejemplar costaba 10 millones de liras italianas, el doble que una Ferrari. Por su concepción, a este biplaza con motor central-trasero y tracción trasera se lo recuerda como un auto extraordinario y de incalculable valor en la actualidad.

11. Alfa Romeo 156

El 156, de 1998.
El 156, de 1998.

Fue el modelo con el que la marca consiguió, primera vez, el galardón de Auto del Año en Europa en 1998, el mayor premio de la industria. A aquel título lo acompañó con un notable éxito comercial en el Viejo Continente. Además, el 156 marcó la renovación de la compañía, tanto en materia de estilo, donde fue sobresaliente, como en tecnología, ya que incorporó los motores turbodiésel con inyección Common rail.

12. Alfa Romeo Stelvio

El Stelvio, lanzado en 2016.
El Stelvio, lanzado en 2016.

Ya en la era actual, el Stelvio representa un nuevo hito para Alfa Romeo: es el primer SUV de la firma, y seguramente el que abrirá el camino para que Alfa incursione en otras categorías de la industria.

SEGUÍ LEYENDO: