Qué es “El ojo que llora” y por qué es importante en la historia del Perú

Este lugar dedicado a las víctimas del terrorismo es uno de los espacios que marca la ruta de la memoria en el país.

En el Memorial El Ojo Que Llora están los nombres de miles de víctimas de la violencia política sucedida de 1980 al 2000.
En el Memorial El Ojo Que Llora están los nombres de miles de víctimas de la violencia política sucedida de 1980 al 2000.

Un espacio simbólico de disputa entre el pasado y el presente. El complejo laberíntico “El ojo que llora” ha sido declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura. Según la publicación oficial emitida por El Peruano, a través de este lugar, se intenta colaborar en la construcción de una sociedad sin violencia. Esta pieza es respaldada por las autoridades al tener un valor artístico, intelectual y de reflexión.

Quienes conforman este camino de piedras alrededor del “Ojo que llora” son desaparecidos y muertos, entre niños y adultos, de la matanza que originó uno de los grupos terroristas más sanguinarios que se han registrado en la historia del Perú.

Hasta la fecha, familiares y personas respetuosas de la memoria de las víctimas acuden a este lugar de la memoria para tomar consciencia de lo que se vivió y porqué como ciudadanos no debemos de permitir que un suceso tan abominable se genere otra vez.

SOBRE LA PIEZA

CNDDHH Perú la define como una obra artística que está compuesta por 11 círculos de cantos rodados en los que se encuentran grabados los nombres de las peruanas y peruanos desaparecidos y asesinados durante 1980 - 2000. La forma central que se puede apreciar es una piedra tallada, la cual emana agua y que simboliza a la Pachamama que llora.

El 24 de agosto del 2013 fue inscrito en el Sistema de Registro de Bienes Culturales Muebles del Ministerio de Cultura. “Monumentos, memoriales, murales, placas recordatorias y demás manifestaciones materiales referidas a los hechos del periodo 1980-2000 son iniciativas de memoria que buscan mantener presente el recuento del pasado, con miras a que las lecciones de esta etapa histórica puedan reforzar la convivencia democrática y rechazar cualquier discurso que justifique la violencia”, sentencia el LUM en una publicación ante la serie de ataques para dañar su conservación.

SOBRE LA ARTISTA

Lika Mutal es el nombre de la artista que dio vida al “Ojo que llora”, el cual fue inaugurado en el año 2005 en el Campo de Marte, ubicado en el distrito de Jesús María. Para entender su origen, nos guiamos de un escrito por el nobel Mario Vargas Llosa, quien en una publicación detalló que la escultora encontró esa piedra principal cerca de un cementerio prehispánico saqueado. Ella la trabajó en su estudio, ubicado en Barranco, y lo mantuvo a salvo hasta que “en algún momento le indicaran qué partido sacarle”.

La conexión de la pieza con las víctimas de los años de violencia se dio luego de que ella visitara una exposición fotográfica de nombre Yuyanapaq, la cual expresaba en cada imagen el caos y desgracia que originó Sendero Luminoso en cada rincón del país.

Mutal, fallecida en 2016, ha sido distinguida como Personalidad Meritoria de la Cultura en ocasión de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer en el año 2015, por su valioso aporte a las artes plásticas peruanas, de acuerdo a la Resolución Ministerial N° 074-2.un espacio simbólico de disputa entre el pasado y el presente.

LUGAR DE LA MEMORIA

El Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) es un espacio del Ministerio de Cultura que ofrece actividades culturales, de aprendizaje, investigación y conmemoración para dialogar en torno a temas de derechos humanos, enfocándose en el periodo de violencia 1980-2000 en el Perú, iniciado por los grupos terroristas.

Sus salas están conformadas por datos y testimonios de aquellas víctimas y familiares de los fallecidos que vivieron de cerca el terror de esa época. Asimismo, cada mes puedes encontrar exposiciones o asistir a charlas y/o conversatorios con profesionales.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR