Quiso velar a su hija embarazada de 12 años en una bodega clandestina: es el principal sospechoso de la violación y asesinato de la menor

El padre de la niña está inubicable y el fiscal del caso no quiere ordenar la detención preliminar.

Los policías se llevaron el féretro de la menor cuando estaba siendo velada en la bodega clandestina. Captura: Diario La Verdad de Chiclayo
Los policías se llevaron el féretro de la menor cuando estaba siendo velada en la bodega clandestina. Captura: Diario La Verdad de Chiclayo

En las primeras horas del 2 de enero de 2022, una niña de 12 años, que estaba embarazada, fue velada por su padre clandestinamente en una bodega de su propiedad a puertas cerradas sin que se le haya practicado una necropsia para conocer las causas de su muerte. La Fiscalía apuntó al progenitor de la víctima, identificado como Idubis Trujillano Bustamante (36), un expolicía que fue dado de baja por indisciplina hace 10 años, como el principal sospechoso, en el distrito de José Leonardo Ortiz, ciudad de Chiclayo, en la región Lambayeque.

Según un reportaje de Día D, en la posta médica no tuvieron intención de saber la causa del fallecimiento de la menor, solo reportaron que había sido por causas naturales y ni siquiera acudieron a la Policía Nacional del Perú (PNP) para reportar esta vulneración.

En la investigación del programa, las hermanas de la madre de la menor detallaron que la pequeña dormía con su padre y que la mujer se había ido a Lima para buscar un trabajo hace dos años. Solo mantenía contacto con sus familiares, pero no con su hija.

Día D notificó que la madre de la púber nunca denunció a su expareja ni tampoco hubo una acusación a las autoridades pertinentes por una sustracción de la pequeña de su padre Trujillano Bustamante.

Sin embargo, la madre de la víctima, en diálogo con el espacio televisivo, negó a sus familiares y agregó que siempre se comunicaba con su hija, además de preguntarle si se encontraba bien.

“Yo los he llamado y he preguntado si están bien y me respondía que estaba muy bien (...) Estaban estudiando, les compraba sus cosas, les ayudaba en sus tareas, conversábamos ese tipo de cosas. Yo les he llamado todo el mes 7 veces, de las 7 veces conversaba 4 veces con mis hijos. Yo no lo podía obligar a que me haga videollamada porque, al final, el señor me tenía bloqueada”, dijo.

La reportera del programa preguntó a la mujer por qué no le parecía raro que la adolescente no haya contestado hasta el domingo 2 de enero de 2022 cuando ocurrió la muerte.

“Yo no tengo todo el día para llamarlos. Ellos a mí no me llaman, yo soy la que llamo. Entonces, estoy ocupada, no los puedo llamar, mañana, tarde y noche. Tampoco voy a ser adivina”, contestó.

Tras la defunción de la menor, la familia descubrió que la pequeña había sido abusada sexualmente desde los 10 años. El cadáver fue retirado del velorio en la bodega clandestina para ser trasladado hasta la morgue y se haga la necropsia de ley.

Dolor y escándalo por muerte de niña embarazada. Video: Radio Ilusión

INTERROGADO POR LA POLICÍA

Los familiares de la niña comenzaron a sospechar del expolicía, quien está a cargo de otros dos hermanos, de 8 y 5 años, porque no avisó a los allegados sobre el deceso de su hija, reportó El Norteño de Chiclayo.

La Policía Nacional del Perú (PNP) interrogó a Idubis Trujillano, y este le dijo que horas antes de la muerte de la adolescente le había tirado una cachetada debido a que se había enterado que estaba embarazada, se descompensó y murió. Sin embargo, los oficiales a cargo del caso no creen en esta versión.

FAMILIARES PROTESTARON

Los familiares maternos de la adolescente protestaron por la muerte de la pequeña y responsabilizaron a Idubis Trujillano Bustamante, de 36 años. La niña fue sepultada en el cementerio El Carmen de Chiclayo -aunque luego fue llevada al Instituto Médico Legal para la necrosia- y exigieron que se investigue al padre, quien la estuvo velando a escondidas y quería llevarla a su tierra natal para enterrarla.

Mario López Navarro, de la Primera Fiscalía Provincial Penal de José Leonardo Ortiz, ordenó la apertura de diligencias por la muerte de la niña embarazada, que fue emitida el pasado 6 de enero, según La República.

En las diligencias programadas se estableció que el progenitor de la niña tendrá que ir a la sede de la Oficina de Medicina Legal de Chiclayo para que facilite muestras con fines de homologación de ADN.

Un médico forense del Instituto Médico Legal pidió al fiscal de turno que anule el primer certificado de defunción que emitió el médico del centro de salud, quien había determinado que la menor embarazada había fallecido de causas naturales.

PIDEN DETENCIÓN PRELIMINAR

El abogado Darwin Santacruz Valle dijo que se debe pedir detención preliminar para Trujillano Bustamante porque estaría obstruyendo la investigación del referido proceso y se formalizará este pedido ante el despacho fiscal. Pero Día D sostuvo que hasta el momento el supuesto autor del crimen se encuentra inubicable.

“El señor Idubis Trujillano estaba citado para que, de manera voluntaria, proporcione una muestra de sangre para que se haga una descripción de su ADN. Esta prueba de ADN iba a ser corroborada con el ADN del feto que llevaba en su vientre la menor. Esto da indicios a que esta persona sería responsable, pues, además, estuvo con la menor durante sus últimas 48 horas de vida”, dijo la defensa legal.

Santacruz manifestó que también pedirán al Ministerio Público que se investigue al expolicía por los presuntos delitos de violación sexual y homicidio en agravio de la menor de 12 años de edad. Sin embargo, las diligencias de extracción de sangre podrían ser reprogramadas, previo aviso entre el fiscal y el abogado del supuesto asesino.

“El fiscal del caso se ha reservado en informarme las diligencias que realizarán, sin embargo, de manera respetuosa, le vamos a solicitar que pida detención preliminar del padre de la menor, pues él estuvo a cargo de su custodia”, agregó.

Extrañamente, López Navarro no quiso contestar las preguntas a los medios de comunicación cuando salió del Instituto de Medicina Legal. El fiscal tampoco accedió a decir si los resultados de necropsia ya habían llegado a su despacho con el fin de conocer las causas exactas del fallecimiento de la adolescente.

“No podemos especular, pues tenemos que esperar que las circunstancias se den. Esta persona es sospechosa, pero esto no enerva la presunción de inocencia. Y no puedo incidir más en los actos de investigación”, concluyó de manera escueta.

SEGUIR LEYENDO

Venezolanos en Perú: policía amenaza con sembrar droga a repartidor de delivery


TE PUEDE INTERESAR