El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah
El jefe de Hezbollah, Hassan Nasrallah

En medio de la creciente tensión en Medio Oriente por el programa nuclear iraní, el grupo terrorista libanés Hezbollah reafirmó su lealtad al régimen persa y a su líder supremo, el ayatolá Ali Khamenei. Durante un discurso televisado, el jefe de la organización extremista, Hassan Nasrallah, aseguró que no permanecerá inactivo "si Irán está involucrado en alguna guerra".

Nasrallah se manifestó de esta manera luego de que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, revelara el lunes la existencia de una instalación secreta de Teherán para el desarrollo nuclear.

"Seguiremos destapando sus mentiras", aseguró Netanyahu y subrayó que "la única vía para parar el camino de Irán hacia la bomba" nuclear pasa por una mayor presión contra la República Islámica.

"Esto es lo que tengo que decirles a los tiranos de Irán: Israel sabe lo que están haciendo, Israel sabe cuándo lo están haciendo e Israel sabe dónde lo están haciendo", agregó.

Benjamin Netanyahu reveló la existencia de una instalación secreta iraní para el desarrollo nuclear (AFP)
Benjamin Netanyahu reveló la existencia de una instalación secreta iraní para el desarrollo nuclear (AFP)

Durante su intervención, no especificó exactamente qué tipo de material estaba siendo desarrollado en el lugar y acusó a Teherán de mantener "un patrón consistente de mentiras" y "violaciones" del acuerdo firmado en 2015.

La ofensiva israelí contra milicias iraníes en Siria ha generado tensiones en la región, con la denuncia por parte del Líbano e Irak de ataques israelíes en su territorio y hasta un intercambio de fuego entre Israel y Hezbollah, que supuso el mayor repunte de tensión en la frontera desde 2015.

"El Líbano y el pueblo libanés se reservan el derecho de defender el Líbano contra la agresión israelí", dijo Nasrallah.

El jefe terrorista también hizo mención a la visita a Beirut de David Schenker, subsecretario de Estado norteamericano, para mediar entre el Líbano a Israel. Nasrallah indicó que se trata de "un amigo de Israel".

En esa línea, instó a los dirigentes libaneses a negociar "desde un punto fuerte" con Schenker.

El funcionario norteamericano fue recibido este martes por el presidente libanés Michel Aoun. La oficina de la presidencia libanesa señaló que Beirut espera que Estados Unidos "ayude al Líbano a facilitar el retorno de las personas desplazadas" en la frontera.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: