Centrífugas utilizadas por Irán en el enriquecimiento de uranio
Centrífugas utilizadas por Irán en el enriquecimiento de uranio

El secretario de Estados de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó este martes a Irán de tener "posibles actividades nucleares no declaradas", luego de de que el lunes el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) advirtiera a Irán que el "tiempo apremia".

"La falta de cooperación plena del régimen de Irán con el Organismo Internacional de Energía Atómica genera dudas sobre posibles actividades o materiales nucleares no declarados", dijo Pompeo en su cuenta de Twitter.

El lunes, tras el fin de una misión de la OIEA a Irán, el director general interino del organismo, Cornel Feruta insistió en la necesidad de que el país responda "pronto" a las preguntas del organismo y dijo que "el tiempo apremia".

Para Pompeo, esto encaja perfectamente con un "patrón de mentiras" que Irán ha sostenido durante 40 años.

"El mundo no se lo va a creer. Le vamos a negar al régimen todas las vías para hacerse con un arma nuclear", dijo el jefe de la diplomacia estadounidense.

También el lunes, el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acusó a Irán de construir y luego destruir un sitio nuclear destinado a la fabricación de armas que hasta ahora había permanecido oculto, aunque el hecho no ha sido confirmado por otras fuentes.

Teherán ha estado progresivamente violando los puntos principales del acuerdo nuclear que firmó en 2015 (conocido como JCPOA) con la comunidad internacional, a manera de respuesta ante las sanciones instituidas por Estados Unidos tras salirse en 2018 del mismo pacto.

Así, en los últimos meses el régimen iraní primero superó el stock de 300 kilogramos de uranio enriquecido establecido por el acuerdo nuclear y luego comenzó también a enriquecer este elemento por encima del 3,67% acordado.

Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos (REUTERS/Erin Scott)
Mike Pompeo, secretario de Estado de Estados Unidos (REUTERS/Erin Scott)

La semana pasada anunció una tercera violación, al levantar todos los bloqueos a su programa de investigación y desarrollo nuclear y comenzar a producir centrífugas avanzadas, utilizadas en el enriquecimiento de uranio.

De esta manera Teherán está intentando presionar a los restantes firmantes del JCPOA (Reino Unido, Alemania, Francia, China y Rusia) a encontrar una solución frente a las sanciones estadounidenses, que impiden al país vender su producción de petróleo o importar maquinaria.

Mientras tanto Washington sigue implementando su estrategia de "máxima presión" sobre los iraníes, a los que acusa de desestabilizar Medio Oriente mediante sus operaciones en Irak, Siria y el Líbano y de haber obtenido "demasiados beneficios" con el JCPOA de 2015, razones invocadas por el presidente Donald Trump para retirar a su país de acuerdo en 2018 y restablecer las sanciones.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: