El producto de Olaplex es la razón por la cual famosas como Kim Kardashian pueden pasar de ser morochas a rubias de un día para otro din dañar su cabello (Shutterstock)
El producto de Olaplex es la razón por la cual famosas como Kim Kardashian pueden pasar de ser morochas a rubias de un día para otro din dañar su cabello (Shutterstock)

L'Oreal se hizo un nombre con una tecnología innovadora para teñir el cabello hace más de un siglo. Ahora, la mayor compañía mundial de belleza se enfrenta en tribunales a una startup de California que afirma ser pionera.

Olaplex asegura que el gigante francés robó sus secretos comerciales relacionados con un popular sistema de tres pasos que protege el cabello durante tratamientos de blanqueamiento, apoderándose de ellos en 2015 cuando ambas compañías estaban en conversaciones para concretar una adquisición.

El producto es sencillo de usar y es la razón por la cual famosas como Kim Kardashian pueden pasar de ser morochas a rubias de un día para otro sin dañar su cabello. "Cuando tu cabello está muy dañado, si duermes con él, realmente funciona. Veo una gran diferencia", explicó Kim K., sin patrocinar oficialmente la marca.

"Este es un caso de robo corporativo, de una de las compañías de belleza más grandes del mundo vio algo que quería y lo tomó para sí misma", manifestó en su declaración de apertura el lunes Diane Doolittle, abogada de Olaplex, ante un jurado en Wilmington, Delaware. Aseveró que los secretos comerciales son "la joya de la corona de Olaplex".

Bond Multiplier No 1, el decolorante de Olaplex
Bond Multiplier No 1, el decolorante de Olaplex

El caso se trata de un producto llamado Olaplex Bond Multiplier No 1, que protege el cabello durante los tratamientos de blanqueamiento. El enfoque consiste en la adición de un ingrediente activo llamado "Bis-aminopropil Diglicol dimaleato" que se aplica durante los tratamientos de decoloración para proteger el cabello y cuyo uso ha sido patentado por Olaplex.

Fue lanzado en junio de 2014 por la startup con sede en Sana Barbara. En sus primeros seis meses en el mercado, el sitio web de Olaplex recibió más de 20.000 pedidos del producto. En noviembre de 2014, se lanzó en Estados Unidos con una subsidiaria de L'Oréal, Salon Centric, que es uno de los mayores distribuidores mayoristas de salones y productos de belleza de Estados Unidos. En seis meses, Salon Centric sumó alrededor de 100.000 clientes con Olaplex y el producto generó alrededor de USD 14 millones en ventas.

Según los expedientes judiciales, a principios de 2015, L'Oréal inició un esfuerzo para contratar a los principales empleados de Olaplex, a quienes consideraba responsables del desarrollo del producto. A mediados de 2015, L'Oréal, que registró unos ingresos de más de USD 28.000 millones ese año, se reunió con Olaplex para tratar una posible adquisición.

Durante estas discusiones, Olaplex alega que L'Oréal obtuvo acceso a información confidencial no pública de la empresa, como su tecnología, la química detrás de los productos, las patentes y su estrategia de marketing en las redes sociales.

En septiembre de 2015, las negociaciones por una posible adquisición se habían desmoronado. Los demandantes alegan que después de recibir información confidencial sobre Olaplex, "L'Oréal dejó de buscar una adquisición de Olaplex y, en su lugar, intencionadamente tomó y copió la tecnología de Olaplex sin autorización para crear imitaciones" del producto.

El decolorante de Olaplex revolucionó el proceso de blanqueamiento. (Shutterstock)
El decolorante de Olaplex revolucionó el proceso de blanqueamiento. (Shutterstock)

En noviembre de 2016, Olaplex presentó una demanda contra L'Oréal en el Reino Unido, alegando que el producto Smartbond Step 1 de la marca infringe la patente del Bond Multiplier No 1.

Según una declaración publicada por Olaplex:

"En 2015, viendo el tremendo éxito de Olaplex en el mercado, L'Oréal intentó adquirir la compañía con Olaplex compartiendo de buena fe, información confidencial. L'Oréal cesó las negociaciones y menos de un año después lanzó productos que ahora han sido demostrados en la Corte Suprema del Reino Unido que infringen la tecnología patentada de Olaplex".

Mientras L'Oréal planea apelar la decisión de la corte del Reino Unido, Olaplex también está demandando a la marca por violación de patentes y apropiación indebida de secretos comerciales en los Estados Unidos. Olaplex busca una indemnización en efectivo por el presunto robo y daños por la infracción de dos de sus patentes por parte de L'Oreal.

El dinero que está en juego es una fracción de los ingresos anuales de L'Oreal, pero un producto importante de su marca. Las líneas de productos en cuestión, todas las cuales involucran el proceso de tres pasos, son sólo una parte de una división con alrededor de USD 3.700 millones en ventas, o el 12% de los ingresos de L'Oreal en 2018 (+USD 30.000 millones), según datos recopilados por Bloomberg. No obstante, se venden bajo las prestigiosas marcas Matrix, Redken y L'Oreal Professionnel, importantes para la identidad general de la marca. 

L'Oreal debe convencer a los jurados de que desarrolló sus productos competidores por su cuenta y que las patentes no deberían haber sido emitidas en primer lugar. En su declaración de apertura, Dennis Ellis, abogado de la compañía, desestimó la alegación de Olaplex de que L'Oreal conoció por primera vez los secretos comerciales en una reunión en 2015 en un restaurante de Santa Mónica, California.

En cambio, dijo que L'Oreal concibió independientemente el uso de un ácido crítico en agosto de 2014 y a partir de entonces comenzó en el desarrollo de sus productos.

"¿Por qué robarías lo que ya sabes?", desafió Ellis al jurado.

Se espera que el juicio dure cinco días.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: