Manifestación contra el Brexit en Londres el 23 de marzo de 2019 (REUTERS/Henry Nicholls)
Manifestación contra el Brexit en Londres el 23 de marzo de 2019 (REUTERS/Henry Nicholls)

La primera ministra británica, Theresa May, aceptó la propuesta de sus 27 socios de la Unión Europea (UE) de prorrogar la fecha del Brexit hasta el 31 de octubre, anunció en la madrugada del jueves el jefe del Consejo Europeo, Donald Tusk.

"Esto significa seis meses adicionales para que Reino Unido encuentre la mejor solución posible", indicó Tusk al anunciar el acuerdo con May, quien se encuentra sumida en discusiones con la oposición laborista para lograr una mayoría parlamentaria en su país a favor del acuerdo de divorcio cerrado.

May, enfrentada a las reticencias del ala más euroescéptica de su partido conservador, había pedido una nueva prórroga, hasta el 30 de junio. "Quiero que seamos capaces de marcharnos de manera ordenada y suave lo antes posible. Eso es por lo que voy a estar trabajando", aseguró la dirigente británica en la cumbre en Bruselas antes de defender durante una hora su solicitud ante unos 27 homólogos exasperados.

Aunque fuentes diplomáticas calificaron su discurso de "útil y sólido", la desconfianza de sus pares ante el caos político reinante en su país les hizo proponer una prórroga mayor, hasta el 31 de octubre, pero con matices.

Tras horas de discusiones, en las que el presidente francés, Emmanuel Macron, presionó por una prórroga menor, los 27 acordaron "revisar" los compromisos en su cumbre del 20 y 21 de junio, explicó una fuente europea.

Theresa May y Emmanuel Macron (Reuters)
Theresa May y Emmanuel Macron (Reuters)

31 de octubre

El jefe del Consejo Europeo había propuesto una "prórroga flexible" de "no más de un año" para permitir a Reino Unido abandonar el bloque cuando ambas partes hayan ratificado el acuerdo de divorcio, incluso si esto se produce antes.

Después de que el Parlamento británico rechazara en tres ocasiones el acuerdo de divorcio, los europeos se mostraban escépticos sobre la posibilidad de que May lograra aprobarlo para el 30 de junio y, a su vez, querían evitar más cumbres de urgencia.

La solución del 31 de octubre parece una opción intermedia, después de que muchos mandatarios abogaran por una prórroga hasta el 31 de diciembre, otros por un aplazamiento entre el 30 de junio y fines de año, y otros por octubre.

Una protesta contra el gobierno de Theresa May el 15 de enero de 2019 en Londres incluyó una representación de la premier a punto de colisionar contra un iceberg a bordo de su barco nombrado “Brexit” (REUTERS)
Una protesta contra el gobierno de Theresa May el 15 de enero de 2019 en Londres incluyó una representación de la premier a punto de colisionar contra un iceberg a bordo de su barco nombrado “Brexit” (REUTERS)

El día no es baladí. Los europeos fijan la nueva fecha del Brexit la víspera de que la próxima Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, asuma sus funciones tras las elecciones a la Eurocámara, del 23 al 26 de mayo.

"El objetivo es que las instituciones europeas puedan avanzar y que el Brexit tenga el menor efecto en su funcionamiento", indicó una fuente del gobierno francés, explicando que Bélgica, Luxemburgo, España y Malta apoyaban su posición.

La Unión Europea (UE) está preocupada por el buen funcionamiento del bloque si el Reino Unido continúa siendo miembro más allá del 1 de julio, cuando se constituya el nuevo Parlamento Europeo surgido de las elecciones de mayo.

Las fechas debatidas están vinculadas a las próximas citas clave de una UE que cambia de ciclo con las elecciones a la Eurocámara y la llegada de una nueva Comisión Europea, en principio el 1 de noviembre.

El Parlamento británico (Reuters)
El Parlamento británico (Reuters)

Elecciones europeas

Por ello, una de sus líneas rojas es que si los británicos continúan siendo miembros después del 22 de mayo, deben participar en las elecciones europeas, algo que la 'Premier' quiere evitar, pese a haber lanzado ya los preparativos.

Una de las fuentes europeas explicó que "el Reino Unido participará en las elecciones europeas si continúan siendo miembros [del bloque] el 22 de mayo".

De permanecer por un tiempo largo, los europeos quieren del Reino Unido una "cooperación leal" como país que se está yendo y no vetar la adopción de proyectos europeos clave, como el presupuesto del bloque para 2021-2027.

Casi tres años después de que un 52% de los británicos votara a favor de salir de la UE, en junio 2016, Reino Unido sigue buscando la puerta de salida, tras más de cuatro décadas de pertenencia al proyecto europeo.

El negociador europeo, Michel Barnier, debe reunirse el jueves con la líder del partido unionista norirlandés, Arlene Foster, quien explicará al francés los motivos de su oposición al acuerdo de divorcio.

Y, pasada la cumbre, la primera ministra conservadora debe reanudar las discusiones hasta ahora infructuosas con el líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, con la esperanza de lograr aprobar el acuerdo de divorcio.

Por Toni Cerdà (AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: