(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

Se trataba probablemente de uno de los días más felices de su vida, pero la celebración dio un giro drástico que arruinó el momento y lo convirtió en una auténtica pesadilla.

El novio de una boda celebrada el sábado pasado en el este de Bélgica, Europa, fue apuñalado en el cuello durante el convite por un invitado ebrio que se molestó porque no se le servía más cerveza, según un comunicado de la agencia Belga.

Ocurrió concretamente en la localidad flamenca de Wielsbeke, un término municipal del país situado en la provincia de Flandes Occidental.

(Foto: Google Maps)
(Foto: Google Maps)

De acuerdo a un comunicado de la Fiscalía, la víctima, de 55 años, resultó gravemente herida después de que el agresor le introdujera un cuchillo "en el lado derecho del cuello". 

De inmediato, los servicios de emergencia se desplazaron al lugar y atendieron de urgencia al herido, que había perdido abundante sangre. Indicaron que a pesar de la gravedad de las lesiones, no se teme afortunadamente por la vida del paciente, que se encuentra hospitalizado en estado estable.

El suceso se produjo durante la fiesta del enlace matrimonial, celebrado en el centro cultural del municipio. Por el estado de embriaguez que presentaba el agresor, los camareros negaron servirle más alcohol. Se trataba de uno de los invitados de la ceremonia, un vecino de la localidad de 31 años.

Fue entonces cuando, encolerizado por el hecho de que no le dieran más cerveza, el individuo sacó un cuchillo y lo insertó en el cuello del novio, que comenzó a desangrarse gravemente.

Según información facilitada por la agencia Belga, la agresión tuvo lugar en el exterior del establecimiento. Informaron de que gracias a las imágenes captadas por cámaras de videovigilancia, la Fiscalía pudo detener al agresor.

Las autoridades investigan ahora lo sucedido. El presunto autor del ataque se encuentra detenido y será procesado por un intento de homicidio.  

MÁS SOBRE ESTE TEMA: