La primera ministra Theresa May y el presidente ruso Vladimir Putin
La primera ministra Theresa May y el presidente ruso Vladimir Putin

La respuesta del gobierno británico al envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal con un agente nervioso que dejó a él y a su hija al borde de la muerte "no será suficiente para detener" al presidente ruso Vladimir Putin, aseguró el ex jefe de operaciones de la agencia de inteligencia de Estados Unidos (CIA) en Rusia.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció este miércoles la expulsión de 23 diplomáticos rusos —la mayor expulsión de diplomáticos del Reino Unido en más de 30 años— y suspenderá  "todo el contacto bilateral de alto nivel", al culpar directamente a Rusia por el intento de asesinato.

Occidente tiene que tomarse en serio sus respuestas a Putin

Sin embargo, según manifestó en Twitter el analista y ex jefe de operaciones de la CIA en Rusia Steven L. Hall, Putin responderá con la misma medida y expulsará los agentes de inteligencia británicos en Moscú. La represalia no hará otra cosa que "golpear" la investigación, de acuerdo al experto.

"Occidente tiene que tomarse en serio sus respuestas a Putin", agregó Hall.

En tanto, este miércoles el gobierno Estados Unidos se sumó al repudio por el intento de asesinato de Skripal.

La Casa Blanca aseguró que "está trabajando" junto a sus aliados para evitar que vuelva a ocurrir un "ataque aborrecible", que forma parte de un "patrón de comportamiento" de Rusia.

Inicialmente, la Casa Blanca evitó responsabilizar a Moscú del suceso, pero este martes Trump aseguró que condenaría "a Rusia o quien sea" si resultaba ser responsable del ataque.

Y la embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Nikki Haley, aseguró en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU que el Gobierno de Trump "cree que Rusia es responsable" del ataque contra Skripal y su hija.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: